Por qué todo el mundo tenemos los ojos marrones, aunque los veas de otros colores

Publicado 23 noviembre, 2019 por Javier Escribano
color-ojos-marrones
PUBLICIDAD

El color de los ojos es uno de los rasgos de belleza más distintivos, especialmente si los tienes claros y vives en una zona cálida.

Para aquellas personas que pueden presumir de unos brillantes ojos verdes o azules, sin embargo, os traemos una dura dosis de realidad: tus ojos son marrones, igual que los míos, igual que los de todo el mundo.

La cantidad de melanina, clave para la forma en la que percibimos el color de los ojos

La clave está en la melanina, el pigmento que se encuentra en las células del iris de nuestros ojos, además de en nuestra piel y pelo. La melanina es de color marrón oscuro, pero es capaz de absorber distintas cantidades de luz. Cuanto más melanina haya en el iris, más luz absorberá, y por tanto menos luz se refleja, haciendo que el iris adquiera un color marrón.

infografia-ojos-marrones

Por contra, aquellos iris que tiene menos melanina absorberán menos luz y reflejarán más, lo que da lugar a que veamos el iris azul. El azul se encuentra en el extremo del espectro visible de color, por lo que unos ojos verdosos o avellana se situarían en un punto intermedio. Esto explica también por qué algunos bebés nacen con los ojos azules y a medida que crecen se oscurecen: es la melanina, que se sigue formando.

Entonces, ¿a qué se deben los cambios de melanina?

La melanina es una sustancia que protege de la radiación ultravioleta. Por esa razón, cuando nuestros ancestros emigraron de lugares cálidos como África a lugares más fríos, era menos necesaria tanta melanina. La evolución hizo el resto. Otra teoría, sin embargo, es que el color azul claro es causado por una mutación genética que altera la habilidad del ojo de producir melanina.

Lo cierto es que la genética juega un papel clave en la cantidad de melanina de nuestros ojos, pero todo es hereditario. De hecho, el color de ojos es un rasgo de origen poligénico, lo que significa que ha sido influenciado por más de un gen. En la práctica, esto significa que dos rasgos aparentemente relacionados, como la claridad de la piel y del iris, no tiene por qué ir siempre de la mano. Y si no, que se lo digan a Jalicia Nightengale, una modelo de color con unos impresionantes ojos claros, que utiliza sus redes sociales para reivindicar esos raros y bellos casos de mujeres negras que nacen con ojos claros.

Actualmente, hay opciones para cambiar el color de nuestros ojos, desde lentillas de colores a operaciones con láser. Pero no conviene olvidar que, en el fondo, todos nuestros ojos son igual de oscuros, y lo único que los hace diferentes es la cantidad de luz que reflejan. Esto explica por qué el color de ojos parezca cambiar dependiendo de la cantidad y disposición de la luz en un determinado momento.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.