Les dice a sus hijas que deben quedarse quietas antes de dormir para que se carguen sus pijamas fluorescentes

Publicado 9 octubre, 2019 por Vanessa
PUBLICIDAD

Muchos tienen problemas para hacer que sus hijos se relajen antes de irse a la cama, pero Jessica D´Entremont, una madre estadounidense, ha encontrado una manera de que sus dos hijas se tumben y se mantengan en esa posición durante un tiempo antes de irse a la cama. Por increíble que parezca, esto ha ocurrido gracias a que les ha comprado pijamas fluorescentes.

Estos pijamas son fluorescentes, es decir, brillan cuando no hay luz gracias a que cuando sí la hay se cargan de energía. Es por eso que las niñas, antes de irse a dormir, tienen que tumbarse bajo la lámpara para que éstos absorban luz y luego la emitan durante la noche. Son fáciles de encontrar, en Amazon los encuentras buscando por «Pijamas fluorescentes«, o «Glow in the dark pijamas»

Looking for a way to keep your kids still….Buy them glow in the dark pjs. Tell them they have to lie really still…

Geplaatst door Jessica D'Entremont op Zondag 29 september 2019

Al estar en un lugar oscuro, los pijamas fluorescentes van perdiendo energía

La madre utiliza un truco que se basa en que por las mañanas, cuando las niñas se quitan el pijama y se visten para ir al colegio, tiene que guardar los pijamas en un cajón oscuro para que vayan perdiendo energía a lo largo del día. De esta manera, cuando llega la noche, sus hijas tienen que mantenerse quietas bajo la luz durante más tiempo, hasta que los pijamas fluorescentes se carguen del todo.

El post de Jessica se ha viralizado rápidamente en las redes sociales

A pesar de que la madre anunció esta estrategia para mantener a sus hijas calmadas antes de irse a dormir en Facebook para que los demás padres tomaran nota, no se esperaba tanta repercusión. El post de Jessica tuvo más de 200.000 reacciones y más de 70.000 comentarios. Además, fue compartido más de 130.000 veces desde que fue publicado, el pasado 29 de septiembre. Seguramente, a día de hoy muchos padres se encuentren buscando los maravillosos pijamas fluorescentes. Así, podrán animar a sus hijos a relajarse por las noches.

Geplaatst door Jessica D'Entremont op Zaterdag 28 september 2019

El deporte, otro gran aliado para que los niños se vayan relajados a la cama

Jessica D´Entremont tiene más trucos para hacer que sus hijas se vayan más tranquilas a la cama, y es que también las lleva practicar deportes en familia. Uno de ellos es la escalada en rocódromo, un deporte en el que se ejercitan todos los músculos del cuerpo y que gasta mucha energía. Después de un día de escalada, las niñas están deseosas por llegar a casa y tumbarse bajo la lámpara para recargar sus pijamas.

4 cosas qué no deben hacer los niños antes de irse a la cama

  1. Jugar a videojuegos o actividades que los exciten
  2. Ver la televisión o la tablet
  3. Meterlos en la cama inmediatamente después de cenar: debe pasar algo de tiempo entre la cena y el momento de dormir para que los niños no se sientan pesados.
  4. Acostarlos cada día a una hora: es importante establecer una rutina horaria y ayudarles a que se relajen. Leerles un cuento todos los días a la misma hora, siempre que estén en la cama tumbados para ello, es una buena fórmula.

Todo bien, pero cuando apago la luz comienza la guerra

Anotación: ¡Ojo! Estamos hablando de niños, no de bebés.

Puede que todo te funcione, pero en el momento en el que apagas la luz los niños comienzan a demandarte. Esto puede deberse a varias causas

  1. El niño no tiene sueño: si ocurre a menudo, quita o reduce su tiempo de siesta. Si no se echa siesta y consideras que el niño no está teniendo una actividad propia de su edad, aumenta el tiempo de actividades que demanden energía.
  2. El niño tiene miedo a la oscuridad: puedes dejar una luz encendida fuera de la habitación, o ponerle una luz de noche. Todo esto siempre acompañado de la explicación de que la oscuridad no es mala. Preguntarle al niño qué le produce miedo de la oscuridad nos puede ayudar a atacar el problema. Por ejemplo, si el pequeño dice que tiene miedo a los monstruos se le puede decir que los monstruos no existen, o hacer un «spray antimonstruos» que el niño eche antes de dormir por su habitación.
  3. No hay silencio en su habitación: a veces dejamos al niño durmiendo pero nosotros o sus hermanos no paramos de hacer ruidos.
  4. No quiere dormir solo: los niños siempre prefieren dormir acompañados, y deben entender que para hacerse mayores tienen que aprender a dormir solos. Comenzar a acompañarles hasta que van conciliando el sueño, puede ser una buena manera de empezar, pero los padres deben anticipar cada vez más su ausencia. Dejarles con un peluche de confianza del pequeño que le acompañe le ayudará: «estoy en la habitación de al lado, además, se queda aquí contigo nombredelpeluche»

Puede haber otros muchos motivos, pero estos suelen ser los más comunes.

Ante todo, ¡mucha paciencia! Y evita los gritos y las voces, si alguna vez te sirvieron dejarán de hacerlo y sólo conseguirás estresarte.

 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.