in

Mata a su hermana en un accidente y lo retransmite por la red

“He matado a mi hermana, pero no me importa. He matado a mi hermana. Sé que voy a ir a la cárcel, pero no me importa (…) Esto es lo último que quería que pasara, pero pasó. Jacqueline, por favor despierta”….

Momentos antes del accidente / Facebook

Esta es la transcripción literal del impactante vídeo que circula desde hace unos días por las redes sociales. En él se puede ver como Obdulia Sánchez, de 18 años, sufre un accidente de coche junto a su hermana y una amiga de ésta, ambas de 14 años de edad. 

En el momento del accidente, Obdulia se encontraba bajo los efectos del alcohol y utilizando el teléfono móvil, cuando perdió el control del vehículo. Las menores, que no llevaban cinturón de seguridad, salieron despedidas del vehículo resultando una herida en la pierna y otra, la hermana de Obdulia, muerta en el acto.

Obdulia Sánchez en prisión / bbc.com 

La joven fue inmediatamente detenida y puesta a disposición judicial, acusada de homicidio involuntario y conducción bajo los efectos del alcohol.

Riguroso directo

El accidente y la revelación de la muerte de su hermana menor fueron retransmitidos en riguroso directo a través de Facebook, impactando a un gran número de personas. 

Lo más sorprendente de todo no fue ver el accidente, sino también la pasividad con la que la protagonista acepta la muerte de su hermana menor. 

Harold Nutt, fiscal del condado, declaró que la conducta de la acusada “tanto antes como después del incidente, tal como lo documenta la propia grabación, es inquietante y sorprendente”.

Casi parece irreal, Obdulia se graba junto a su hermana muerta con la cabeza deshecha por el impacto, mientras habla con el público y la otra menor, herida, pide auxilio a los otros vehículos. Es dantesco. 

El morbo en la red

Pixabay

Facebook tardó más de 19 horas en eliminarlo de la red, para entonces, más de 700.000 personas lo habían visto y ya se había viralizado, saltando a otras plataformas como Instagram, Whatsapp, Snapchat, Weibo y más. 

No es el primero ni el último, la retransmisión de conductas imprudentes y delitos a través de las redes sociales no para de ascender. Igual que el uso del teléfono móvil durante la conducción, que ya es la causa de al menos el 10% de los accidentes de circulación. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote