Medio millón de mejillones «cocinados» vivos en una playa de Nueva Zelanda

Publicado 21 febrero, 2020 por Vanessa
mejillones
PUBLICIDAD

En Nueva Zelanda, cientos de miles de mejillones se han cocido vivos hasta morir, debido al notable aumento de las temperaturas que se ha dado en el océano. Cada día podemos observar más y más pruebas de que el calentamiento global es una realidad, y este es otro ejemplo bastante alarmante de ello.

Brandon Ferguson, residente de Nueva Zelanda, publicó un vídeo de la playa Maunganui Bluff, ubicada al norte del país, que muestra miles de moluscos muertos en las rocas. Los medios locales neocelandeses no tardaron en hacerse eco de la noticia.

Brandon Ferguson se ha encontrado medio millón de mejillones muertos en la playa

THERES NO MORE MUSSELS AT THE BLUFF!! THEY'RE ALL DEAD THE WHOLE FUCKEN LOT

Geplaatst door Brandon Ferguson op Zaterdag 8 februari 2020

Ferguson vive por la zona, así que suele ir a la playa a recoger moluscos para su familia. Ese día estuvo junto con amigos y familiares esperando a que bajara la marea para así poder recoger mejillones. En cambio, Brandon se encontró con que los mejillones de labios verdes de Nueva Zelanda que había en la playa estaban todos muertos.

La playa, según el propio Ferguson, olía a marisco podrído. Muchos de los mejillones estaban vacíos. Parecía que habían sido arrojados a la orilla con brusquedad. Había más de medio millón de mejillones y conchas en la orilla.

No es la primera vez que esto ocurre en las playas del país. Anteriormente ya se había podido ver cómo moluscos de varias especies habían sido arrastrados hasta la tierra. Por su parte, Brandon Ferguson culpa al calentamiento global, y más concretamente al aumento de las temperaturas que están sufriendo los océanos. Una mezcla entre esto, las bajas mareas del mediodía y la alta presión fue la causante.

El gobierno de Nueva Zelanda ha emitido un informe alertando sobre la importancia de este suceso

Nueva Zelanda

El gobierno de Nueva Zelanda emitió también un informe que confirma la teoría de Ferguson. El cambio climático conduce al calentamiento de la temperatura del mar, la destrucción de plantas marinas locales, la muerte de miles y miles de animales y la desaparición de hábitats.

Según este informe, entre 1981 y 2018, la temperatura del agua de mar en las cuatro regiones oceánicas de Nueva Zelanda aumentó en 0.1-0.2ºC en cada década. Los océanos de Nueva Zelanda parecen estar actuando como una esponja gigante contra los efectos del cambio climático. Según declaraciones de la ministra neocelandesa de Medio Ambiente, Vicky Robertson, es bastante probable que los mares absorban más dióxido de carbono que los bosques, pero se desconoce cuánto pueden soportar y la cantidad de vida que albergan.

Robertson afirmó que cuanto más se calienta el agua del mar, menos gases de efecto invernadero puede absorber. Cada vez entran más de estos gases en la atmósfera y su impacto en el cambio climático es notable.

Los océanos se están viendo afectados gravemente por el cambio climático

nueva zelanda playa

El cambio climático está afectando en gran medida a los océanos. El crecimiento de las especies que viven allí se verá afectado si todo continúa avanzando de este modo, y las comunidades costeras y los hábitats están amenazados por las inundaciones y el aumento del nivel del mar.

En diciembre, la temperatura del Océano Pacífico al este de Nueva Zelanda, que abarca un área de un millón de kilómetros cuadrados, superó la media por cinco grados y medio. Esto amenaza la supevivencia de los peces y corales autóctonos.

Según el experto Andrew Jeffs, de la Universidad de Auckland, los mejillones que se pueden ver en el vídeo de Brandon Ferguson fueron asesinados probablemente por el estrés que les provocó el calor. La marea de media tarde y el clima cálido consiguieron sofocarles.

Los moluscos podrían llegar a desaparecer en Nueva Zelanda si las temperaturas continúan subiendo y no se adaptan a ello

mejillones nueva zelanda

Los mejillones mueren de estrés por el calor, y no solo ellos, sino que esto afecta a todos los moluscos. Según Jeffs, los moluscos podrían desaparecer por completo de Nueva Zelanda si las temperaturas continúan aumentando. En otros países el movimiento de las especies se está orientando hacia los polos. Los expertos esperan que esto ocurra también en Nueva Zelanda, y que las especies se sobrepongan al cambio climático.

Cada año, las cosas van más y más a peor. En estos momentos debemos despertarnos y empezar a ser más conscientes sobre nuestra huella en el planeta. Hay que respetar lo más valioso que tenemos, que es nuestro hogar y su diversidad, e intentar no perderlo para siempre.

Muchas personas concienciadas y expertos están desconsolados al observar cómo poco a poco la vida marina se va extinguiendo y cómo cada año desaparecen más y más especies de nuestro planeta. Es probable que la próxima generación no llegue a ver muchos de los tesoros que hoy en día no nos detenemos a cuidar lo suficiente.

 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.