Cómo elegir la mejor caldera para tu hogar de cara al invierno

Publicado 12 octubre, 2019 por Vanessa
calentar la casa en invierno
PUBLICIDAD

Ahora que se acerca el invierno es el momento ideal para saber qué formas existen de calentar nuestro hogar y protegernos del frío, además de calentar el agua que utilizamos para ducharnos, por ejemplo.

Es posible que si te mencionamos las calderas, pienses en que durante tu infancia tenías una instalada en casa, y que era un tanto rudimentaria. En cambio, en todo este tiempo las cosas han cambiado y te mostraremos qué tipos de caldera existen, cuáles son sus ventajas e inconvenientes y más información sobre precios de calderas.

caldera de gas

¿Qué es una caldera?

Las calderas son uno de los sistemas que existen actualmente para conseguir calefacción y agua caliente. Es una de las formas más habituales y lleva presente en nuestro país desde hace muchos años.

Antiguamente solo existían calderas poco seguras y bastante contaminantes. Sin embargo, a día de hoy las calderas son mejores técnicamente y tienen muchos beneficios. El tipo de caldera más habitual es la caldera mixta, que es aquella que produce agua caliente sanitaria y calefacción; son las más comunes. También existen del tipo sólo calefacción, pero son mucho menos habituales en domicilios. Hoy en día, las mejores calderas de gas son las de condensación, de las que hablaremos más adelante.

Tipos de caldera

Existen varios tipos de calderas. Las más comunes son las siguientes:

Caldera eléctrica

La caldera eléctrica funciona con electricidad, por lo que no existe combustión en su interior. Requiere de una instalación eléctrica que soporte una potencia elevada.

Caldera de gas

Este tipo de calderas son las más habituales en nuestras viviendas ya que son equipos muy compactos, económicos y en términos de gasto económico por consumo de combustible son las más rentables. De hecho, en Madrid las calderas de gas siguen siendo las más vendidas  existiendo diferentes precios de calderas en el mercado donde elegir.

Funcionan con gas natural, butano o propano.

En el caso de las de butano y propano se utilizan bombonas o depósitos. 

El gas natural es un excelente combustible, ya que es barato y ecológico. Necesita una instalación para poder conectar las calderas a la red de suministro, pero supone un ahorro considerable en la factura mensual y merece la pena la inversión.

Actualmente la normativa exige que se instalen calderas de gas del tipo condensación. Hablamos de ellas un poco más adelante.

Calderas de biomasa

Es uno de los sistemas más ecológicos, ya que usa combustibles vegetales. Al consumir residuos forestales no produce gases de efecto invernadero ni depende de combustibles fósiles.

Calderas de gasoil

Están concebidas para viviendas a las que no llegan las redes de distribución de gas. El gasoil se almacena en la vivienda, por lo que ocupa mucho espacio. En cambio, es una caldera que se calienta rápido y que se mantiene fácilmente.

Calderas de condensación

En una clasificación transversal tenemos las calderas de condensación. Decimos que es transversal porque existen calderas de gas de condensación y calderas de gasoil de condensación.

Es un sistema muy eficiente, ya que aprovecha el calor del vapor de agua contenido en los humos de la combustión de las calderas antes de que se evacúe al exterior. Así, se precalienta el agua de manera que hay una parte de energía que se reaprovecha, y por lo tanto el consumo de combustible es menor para calentar lo mismo que una caldera tradicional.

Ventajas e inconvenientes de las calderas de condensación a gas

Las calderas de condensación a gas tienen muchas ventajas y muy pocos inconvenientes.

Dentro de sus ventajas están:

  • Menor consumo de combustible
  • Mayor rendimiento y eficiencia
  • Menos contaminantes que las antiguas calderas atmosféricas y estancas
  • Suelen ser más pequeñas que las calderas tradicionales

Quizá, su único inconveniente es que tienen un tubo de evacuación de condensados que debe ser conectado a un desagüe. Si el desagüe está cerca de la caldera se conecta directo de una manera muy sencilla, y en el caso de que está alejado se soluciona muy fácilmente con la instalación de una bomba de evacuación de condensados.

Actualmente, con los avances tecnológicos, hay un tipo de caldera adecuada para cada hogar y los precios de calderas no son demasiado altos.

Cómo elegir una buena caldera

En el mercado de las calderas existen marcas muy conocidas y otras bastante desconocidas para el usuario final. El hecho de que una marca sea menos conocida no quiere decir que la caldera sea de prestaciones inferiores.

Podemos encontrar muy buenas opciones en relación calidad precio de marcas que quizá no sean muy conocidas, pero que a la larga nos alegraremos mucho de haber instalado en nuestra casa por su buen precio y su excelente funcionamiento.

Por otro lado también recomendamos tener muy en cuenta la opinión y experiencia del instalador a la hora de elegir una caldera. 

El instalador es un profesional que cada día trabaja con calderas, por lo que tiene un amplio conocimiento de cuáles son las mejores opciones existentes en el mercado.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.