in

Muchos pasaron delante de este gato, pero solo un hombre se detuvo…

Un hombre llamado Slava pasaba junto a una carretera muy transitada, cuando se percató de que había algo extraño en el arcén. La blancura de la nieve hacía muy visible el bulto, por lo que no entendía por qué nadie había reparado antes en él. 

Según se acercaba, fue dándose cuenta de que no era ningún objeto, sino un pobre gatito abandonado.

Me pareció que era un animal y que debía estar congelándose con el frío que hacía,” cuenta Slava, cuyo instinto le gritaba que tenía que hacer algo para ponerle a salvo.

Al acercarse, el gato se asustó y trató de subirse a un árbol para esconderse. Así pues, condujo su coche hasta el otro lado de la carretera y se acercó nuevamente hasta él. Esta vez estaba tumbado en la nieve, completamente inmóvil y sin emitir ruido alguno. Tras inspeccionarla, se dio cuenta de que era una gatita muy joven

“Estaba congelada, por lo que la envolví en una toalla y la metí en el coche. Subí la temperatura del vehículo para tratar de eliminar la escarcha de su pelaje más rápido”, cuenta Slava. Allí mismo, envuelta entre sus brazos, supo cómo iba a llamarla: Nika

Inmediatamente el joven llevó a la gata hasta casa de su padre, donde le prepararon una cama con varias mantas cerca de un radiador. Cuando el felino comenzó a entrar en calor, las muestras de cariño por haberla salvado pronto se hicieron evidentes

Creo que la gatita se perdió y terminó desorientada por la nieve hasta que ya no le quedaron fuerzas para moverse“, relata Slava. En cuanto estuvo un poco recuperada, la llevaron al veterinario

Este les dijo que tenía aproximadamente unos 6 meses de edad y que su cola se había congelado, por lo que tendrían que amputársela. Eso sí, Nika se sometió a la cirugía y aguantó como una campeona.

“Sabía que estábamos tratando de ayudarla. Se mostró paciente todo el rato, dulce y sin quejarse”










Dos semanas después Nika estaba completamente recuperada y su personalidad pronto empezó a brillar. “Es una gatita activa, a la que le encanta jugar y correr“, describe Slava

Nika acaba de hacer 8 meses y ahora vive en un hogar lleno de amor donde no podría ser más feliz

A continuación os dejamos con el vídeo que relata esta maravillosa historia de rescate:

What do you think?

0 points
Upvote Downvote