in

Murió en 1920, pero algo extraño ocurre con sus ojos…

Era el año 1920 cuando la muerte llamó a la puerta de la familia Lombardo, en Palermo, Italia. Su pequeña hija Rosalía, había enfermado de neumonía y, por desgracia, no consiguió superarlo.

Abatido tras su muerte, su padre decidió mandarla embalsamar para poder contemplarla como si estuviera durmiendo. El encargado de tal fin, fue el Alfredo Salafia, un prestigioso médico forense que, a juzgar por el resultado, hizo un trabajo extraordinario.

Casi 100 años después, el cadáver de la pequeña Rosalia Lombardo continúa intacto, pareciendo dormida, lo que la ha hecho ser conocidos por el sobre nombre de “La bella durmiente”.

Sin embargo, hay otro motivo por el que la pequeña se ha hecho famosa, y es que los turistas informan que sus ojos parecen abrirse y cerrarse. El efecto es tan sorprendente que hasta National Geographic y numerosos medios se han desplazado para investigarlo.

Las investigaciones apuntan a que el efecto es producido por el ángulo en el que se toma la fotografía, mucho más creíble que considerar que existe algo sobrenatural en su historia, tal como os hablamos hace unos meses en este artículo. Pero los defensores de las ciencias ocultas tienen otra inquietante versión.

Reiteramos que nuestro punto de vista es el más escéptico, pero os dejamos a vosotros decidir.

A continuación, puedes ver este interesante video sobre la pequeña y el misterio de sus ojos.

Original: The Most Beautiful Mummy In The World and Its Mystery

What do you think?

0 points
Upvote Downvote