in

Nadie está a salvo de sufrir un ACV, así debes actuar en caso de presenciar uno

Los derrames cerebrales son más frecuentes de lo que pudiéramos pensar. Aproximadamente el 75% de la población se encuentra en la zona de riesgo de sufrir uno. La obesidad, la diabetes, el colesterol y tabaquismo son factores que aumenta considerablemente la probabilidad de sufrir un ictus.

Aún siendo la persona más sana del planeta, nadie está completamente a salvo de sufrir un derrame cerebrovascular. Por esta razón es muy importante que todo el mundo conozca esta información.

Los accidentes cerebrovasculares -abreviado ACV- también se les llama ictus, apoplejía, ataque cerebral, derrame cerebral, etc. Estos ataques producen la perdida repentina de funciones cerebrales debido a un corte de flujo sanguíneo ya sea por hemorragia o por cualquier otra razón.

Cuando una persona sufre un ictus a menudo pierde la sensibilidad de un lado del cuerpo, siente un debilitamiento en la cara, tiene problemas con el habla, problemas motores, vomito repentino y sin motivo, perdida de visión de uno o ambos ojos y, a menudo, desmayo.

Actuar rápida y correctamente en caso de presenciar un  ACV es lo que marca la diferencia entre la vida o la muerte. Según los médicos, si se trata un ACV en las 3 primeras horas, es muy probable que el paciente sobreviva sin ningún tipo de secuela.

A continuación os vamos a dar unas pautas para detectar y actuar ante un posible ACV

Imaginaos que habéis visto a una persona desmayarse de repente y acto seguido se despierta, o notáis alguno de los síntomas anteriormente descritos en algún familiar o conocido. Deberéis actuar de la siguiente forma:

  • Pídele a la persona que sonría
  • Pídele a la persona que diga una frase sencilla, por ejemplo “Hoy es un día lluvioso”
  • Pídele que levante ambos brazos por encima de la cabeza
  • Pídele que saque la lengua, y observa si se desvía hacia un lado

Si no puede realizar cualquiera de estas acciones correctamente o notas que su lengua se desvía, es muy probable que te encuentres ante un ACV. Lo primero es actuar con calma y llamar a los servicios médicos de urgencia. Explica la situación y ellos te indicarán que debes hacer.

Ojalá y nunca necesitemos poner en práctica estos conocimientos. Pero en caso de que así sea, nos alegraremos de tenerlos bien aprendidos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote