Nipah: un virus potencialmente más letal que el Covid19 y que temen que provoque otra pandemia

Publicado 20 enero, 2021 por Elena
nipah
PUBLICIDAD

Recién estrenado el 2021 y sufriendo aún por culpa del virus que ha marcado el 2020 para toda la historia, lo último de lo que quisiéramos hablar es de una posible nueva pandemia. Pero, si algo nos ha dejado claro el Covid-19, es que no debemos subestimar a los virus, aunque en principio parezcan algo leve.

Muchas de las cosas que suceden escapan a nuestro control, pero los expertos ya avisan: hay otros virus que también preocupan y que son potencialmente peligrosos. Por eso hoy os vamos a contar lo que se conoce acerca de uno de ellos: el Nipah.

La investigación de enfermedades zoonóticas resulta crucial

laboratorio

Imagen de Ploy Phutpheng en WHO

Las enfermedades zoonóticas son esas que aparecen en los animales y pueden terminar transmitiéndose a los seres humanos, como el ébola, la malaria o la rabia. El Proyecto Predict es un plan mundial encargado de detectar y, a ser posible, detener, estas enfermedades antes de que pasen a los humanos.

En él trabaja la doctora tailandesa Supaporn Wacharapluesadee, una de las mejores virólogas del planeta y la primera en detectar el Covid-19 fuera de China.

investigadora

La doctora Supaporn Warachapluesadee (Imagen de Ploy Phutpheng en WHO)

Wacharapluesadee es la directora del Centro de Ciencias de la Salud y Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Cruz Roja en Tailandia. El equipo de investigación, formado por 11 mujeres y 4 hombres, elaboró rápidamente un método para detectar el Covid-19 y así pudieron detectar los brotes que comenzaron a surgir en el país.

La viróloga afirma que nadie tenía miedo, pues llevan años trabajando con enfermedades infecciosas y no esperaban que ésta fuera a convertirse en una pandemia.

Wacharapluesadee ahora mira con preocupación al virus que podría ocasionar una nueva pandemia

murcielago alas

Imagen de @vetitude.info en Instagram

Su equipo de investigación ha estado centrado principalmente en el trabajo con murciélagos, pues se sabe que albergan muchos tipos de coronavirus, pero también se han encontrado en ellos otros virus mortales para los humanos.

Entre estos virus está el Nipah (VNi), cuya tasa de mortalidad se estima que está entre el 40% y el 75%.

murcielagos

Imagen de @portaldenoticias0291 en Instagram

La OMS también recoge este virus entre los 10 primeros de una lista que elabora cada año. Esta lista se centra en aquellos patógenos que podrían provocar graves crisis sanitarias, por su alto potencial epidémico y la falta de vacunas para tratarlos.

El Nipah preocupa especialmente por su largo periodo de incubación, pues puede ser de hasta 45 días, es decir, un animal o persona podría estar contagiado (y contagiar a otros) sin mostrar síntomas durante más de un mes.

El Nipah podría pasar a los humanos en cualquier momento

El huésped natural de este virus es el murciélago frutero de la familia Pteropodidae, pero afecta a cerdos, animales domésticos y humanos. El Nipah se detectó por primera vez en 1998 en Malasia y más tarde, en 2004, hubo un brote en Bangladesh porque las personas afectadas consumieron savia de palma datilera previamente contaminada por estos murciélagos que se alimentan de fruta.

murcielagos colgando

Imagen de Wikipedia

Uno de los mucho lugares que se vigilan ahora mismo por un posible foco de transmisión es el mercado de Battambang, en Camboya, un mercado como otro cualquiera, con los productos expuestos bajo lonas de plástico.

El problema surge cuando miras al cielo y ves que, colgando tranquilamente de los árboles, hay murciélagos frugívoros, comiendo, defecando y orinando sobre cualquier cosa que tengan debajo: las frutas y verduras del mercado.

mercado

Mercado de Battambang (imagen de @norehearsal en Instagram)

Sin embargo, ése es solo un ejemplo, pues los contactos indirectos entre murciélagos y humanos se suceden con relativa facilidad, como en las plantaciones de palmera datilera de Bangladesh e India o en lugares turísticos como Angkor Wat, visitado por 2.6 millones de personas al año y donde hay un gran nido de murciélagos.

murcielago

Imagen de @peter_hudson018 en Instagram

La causa principal de que los murciélagos habiten cerca de los humanos y consuman fruta de plantaciones destinadas a nosotros es, precisamente, que hemos destruido y ocupado sus hábitats, lo que aumenta los contactos entre animales salvajes y personas. Sacrificar a los murciélagos tampoco es una opción, pues, dejando a un lado la ética de esa medida, si los animales se ven amenazados tendrán más crías para asegurar la continuidad de la especie.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...