in

No tenía espacio en casa pero tuvo una brillante idea para lograr una habitación extra

Lo primero que enamoró a Angie y su marido de su casa fue el techo alto del recibidor, una excelente carta de presentación para un duplex de dos dormitorios, dos baños, cocina y salón. Era la casa perfecta.

Los años pasaron y llegó su primera hija y, aunque siempre tuvieron esto en cuenta, los juguetes de su hija empezaron a invadirlo todo. La habitación de la niña, la cocina y el salón… ahora era imposible recibir visitas o moverse con tranquilidad. La casa se había quedado pequeña.

Con los precios por las nubes y una hipoteca cómoda, mudarse no era una opción. ¿Serían capaces de encontrar una solución? Quizás ese techo tan alto pudiera ser su salvación.

De repente el techo alto del recibidor comenzó a percibirse como un montón de espacio desperdiciado. Si jugaban bien sus cartas… podrían ampliar la casa por muy poco dinero

Con la ayuda de un profesional, la familia construyó una sólida estructura para soportar el suelo de una nueva habitación 

Este nuevo espacio se extiende desde la parte superior de las escaleras hasta la zona alta del recibidor

De esta forma se ha obtenido una nueva sala de juegos y despacho, protegida por una alta barandilla de madera

El resultado ha sido genial. La habitación es luminosa y supone un importante incremento de metros cuadrados, y al disponer de ventana en la parte de abajo, el recibidor sigue recibiendo luz natural

A pesar de tener ahora un recibidor convencional, la familia está contentísima con el nuevo espacio y, la construcción ha sido tan bien planificada, que permite desmontar el techo en caso de que fuera necesario o un futuro comprador prefiriera tener techos altos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote