¿Buscabas una forma de deshacerte de esos inmortales rollitos que con terquedad se mantienen a pesar de nuestros esfuerzos? Bueno, los científicos han hallado una forma ingeniosa de combatirlos, al menos en ratones. Se espera que en el futuro se pueda utilizar para combatir la obesidad y la diabetes tipo 2 en los humanos.

Usando un parche medicado especial, investigadores del Centro Medico de la Universidad de Columbia y la Universidad de Carolina de Norte, lograron convertir la molesta grasa blanca en la apreciada grasa marrón en ratones obesos.

Existen dos tipos de grasa,la marrón (o parda) y la blanca. La grasa blanca se almacena en grande gotas y es difícil deshacerse de ella. Mientras que la marrón se disuelve fácilmente y es quemada para producir calor. Los bebés tienes grandes cantidades de grasa marrón que los protege del frió. Los adultos tienen muy poca pero la podemos convertir en marrón cuando las condiciones externas son muy frías.

Ya existen métodos para convertir la grasa blanca en marrón pero son invasivos (como las inyecciones) y causan efectos secundarios. Ahora, el nuevo parche llega directamente al tejido graso sin complicaciones.

Funciona suministrando medicamentos encerrados en diminutas nano partículas, cada una de 250 nanómetros de diámetro, poniéndolo a escala el cabello humano tiene un ancho de 100,000 nanómetros. Las nano partículas se añaden al parche que solo tiene un centímetro cuadrado, contiene varias agujas pequeñas unidas a él que inyectan el medicamento en el cuerpo de forma completamente indolora.

Agujas (conos) inyectando el fármaco quemagrasa (esferas rojas)  Imagen: Universidad de Columbia

“Las nano partículas fueron diseñadas para retener el fármaco eficazmente y luego colapsar gradualmente, liberándolo en el tejido cercano de una manera sostenida y rápida en lugar de propagarlo por todo el cuerpo”, explicó el co-lider del estudio y diseñador del parche, el profesor Zhen Gu.

Para ver si sus parches funcionaban, los investigadores colocaron un parche que contenía fármacos en un lado de los ratones y un parche vacío en el otro, reemplazándolos cada tres días durante cuatro semanas. También tenían ratones de control con dos parches vacíos.

Los ratones con un parche de fármaco mostraron una disminución de 20 por ciento en la grasa en ese lado de su cuerpo. También tenían niveles de glucosa en sangre en ayunas mucho más bajos que los controles.

Los parches también se probaron en ratones delgados. Los ratones tratados habían mejorado el metabolismo, con su consumo de oxígeno aumentando en un 20 por ciento.

“Mucha gente sin duda se emocionará al saber que podemos ser capaces de ofrecer una alternativa no invasiva a la liposucción para reducir las asas del amor (sic)”, dijo el co-líder del estudio, el doctor Li Qiang. “Lo que es mucho más importante es que nuestro parche puede proporcionar un medio seguro y eficaz de tratar la obesidad y los trastornos metabólicos relacionados como la diabetes”.

No pasará mucho tiempo antes  de que podamos adquirir estos parches en farmacias como un complemento ideal para el ejercicio o para tratar personas con obesidad mórbida. 

Publicado en Ciencia
Fuentes consultadas:
http://www.iflscience.com/health-and-medicine/new-skin-patch-could-get-rid-of-love-handles/