in

Obeso y deprimido trató de suicidarse, pero una llamada de teléfono le cambió la vida

Con solo 29 años, Noah Kingery se había sumido en una profunda depresión que trataba de llenar a base de comida y alcohol; un círculo vicioso que lo llevó a engordar 96 kilos en un año. 

“El desamor me condujo a la depresión y me aleje de todas mis pasiones. Estaba renunciado a la vida”

Tras varios meses de comportamientos autodestructivos, Noah se preparó para quitarse la vida

Justo cuando estaba a punto de suicidarse, recibió una llamada telefónica

“Estaba en un lugar tan oscuro y profundo que no podía ver que la vida merecía la pena de ser vivida”

Noah tomó esta oportuna casualidad como una señal divina y decidió dar un giro a su vida

Dejó el alcohol y comenzó a practicar deporte, perdiendo más de 86 kilogramos de peso en 18 meses

“Hoy hace 3 años que di mi último trago a una botella. Tres años que decidí dejar de escapar de mis problemas momentáneamente, para encontrarlos de nuevo hechos más grandes. Hoy hace tres años que mis relaciones familiares estaban destrozadas por culpa de mis decisiones egoístas […] Este viaje ha estado lejos de ser fácil, pero desde que di el paso y enfrenté la vida, no he perdido de vista mi objetivo”.

Noah comparte su viaje a través de las redes sociales, donde trata de inspirar a otros con su historia e intercambia información y consejos sobre ejercicio y nutrición










Noah Kingery / Facebook

“Si mi historia logra inspirar a alguien, entonces habré hecho mi trabajo. El viaje continua”.

Nos alegramos de que haya logrado encauzar su vida y utilice su historia para ayudar a otras personas. Si tú también te sientes deprimido, piensas en el suicidio o has caído en las garras de las drogas y el alcohol, busca ayuda profesional y verás que se puede romper el círculo. Noah es la prueba. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote