El complejo de oficinas de Hollywood en la que te encantaría trabajar

Publicado 16 enero, 2020 por Javier Escribano
oficinas-verdes
PUBLICIDAD

Integrar el espacio de trabajo en la naturaleza parece ser la filosofía de la firma de arquitectos española Selgascano. De hecho, sus oficinas centrales, localizadas en Madrid, consisten en una larga estancia, a techo transparente, en medio del bosque. Posiblemente, este concepto ha sido el germen de esta nueva oficina recién abierta en Los Angeles, en el que, en sus palabras, «en lugar de meter el jardín dentro de la oficina, hemos sacado la oficina al jardín».

Esta es la otra en la larga lista de colaboraciones entre Second Home, una empresa de co-working iniciada en Londres, y la firma de José Selga y Lucía Cano. Esta pareja de arquitectos, reconocida internacionalmente por participar en la Serpentine Gallery de Londres y diseñar edificios tan sorprendentes como los auditorios de Badajoz o Cartagena, se caracterizan por un uso intenso del color, por utilizar materiales ligeros y sobre todo, por incorporar vegetación en todos sus diseños. En estas nuevas oficinas de Los Angeles se estima que se han plantado más de 10.000 plantas, en una superficie de 8.000 metros cuadrados. Un auténtico oasis dentro del mar de cemento y hormigón que es la ciudad californiana.

 

Un pequeño poblado tropical en medio de Los Angeles

El complejo de oficinas de Second Home Los Angeles se compone de dos parte. Por un lado, se encuentra un edificio construido en 1964 por el arquitecto Paul Williams, que ha sido restaurado y reutilizado como hall del complejo. Cuenta también con puestos de trabajo y espacios comunes como cafetería, salas de reuniones y conferencias y terrazas ubicadas por todo el edificio. Todo tipo de plantas tropicales recorren el interior de este amplio espacio, sin columnas, con patio y abierto a todo el público.

 

 










Designboom

 

Pero el corazón del campus es el gran jardín (ubicado donde antes había un parking) en el que se alzan 60 oficinas de una sola altura, que surgen de entre la vegetación como si fuese una aldea tropical. Las paredes de acrílico transparentes eliminan la necesidad de luz artificial, y un sistema de aperturas permite sacar provecho de la ventilación natural. La sombra que da la espesa vegetación a su alrededor (adaptada a las cálidas temperaturas de la ciudad durante todo el año) reduce la temperatura de todo el complejo.

Según Selgascano, la inspiración para este espacio viene de los barrios residenciales californianos de principios del siglo XX. Esperan que este diseño sostenible y respetuoso con la naturaleza también influya en la productividad de los trabajadores, start-ups y emprendedores que hagan uso de sus instalaciones. Los sinuosos caminos que unen cada «bungalow» ofrecen un respiro inigualable, y la disposición de cada puesto de trabajo favorece la socialización y colaboración. Además, el campus acoge diversas actividades culturales abiertas a todo el público, ofrece salas de reuniones gratuitas para grupos vecinales además de instalaciones públicas como un restaurante o una librería.

En una entrevista concedida a El País, los arquitectos se reafirmaron en la importancia de la naturaleza en sus diseños. «En la naturaleza es donde se encuentra la mayor belleza. Lo que hacemos con la arquitectura es tratar de acercarnos a ella, tomar prestados valores, interpretarla. La arquitectura que emociona lo hace por la relación que establece con la naturaleza.» Esta oficina, desde luego, encarna mejor que ningún otro edificio esa filosofía. Más aún en una ciudad de la magnitud y densidad de Los Angeles, donde un espacio así significa dar un soplo de aire fresco a la rutina… y ser la envidia de los vecinos.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.