Orinaron toda su infancia en esta tubería pero nunca se preguntaron qué había al otro lado

Publicado 6 agosto, 2020 por Elena
tuberia-orinar
PUBLICIDAD

Prácticamente todos de pequeños hemos hecho alguna que otra trastada intencionada. Y si además tenías hermanos, aquello podía liarse mucho más, y probablemente se paraba cuando uno de los hermanos terminaba llorando o amenazando con decírselo a alguno de los padres.

Pero en algunas ocasiones, los niños no la lían a propósito, sino que por pura ignorancia, por curiosidad o afán de descubrimiento, jugando o por imitación, sin saber muy bien lo que hacen, pueden acabar realizando cosas cuyo resultado no era el esperado.

Hoy os traemos una de esas anécdotas de las que, aunque en su día es posible que terminaran en una regañina, ahora merece la pena contarlas y reírse de lo que sucedió.

Una misteriosa tubería fue todo lo que necesitaron estos hermanos

La historia que os vamos a contar fue publicada en la web rusa pikabu.ru por rururu38, que obviamente es uno de los protagonistas de la anécdota.

Según publica este usuario, en una zona de la casa que utilizaba su familia para pasar el verano sobresalía en vertical una gruesa y amplia tubería. Tanto él como sus hermanos tuvieron la brillante idea de orinar por la tubería. Cuenta que «a veces incluso se juntaban los cuatro a competir: no podían tocar los bordes de la tubería con sus chorros, sino que debían orinar justo en el centro, dejando que se perdiera en la oscuridad de la tubería.»

tuberia

Imagen de la tubería (rururu38 en pikabu.ru)

Según sus propias palabras «los veranos de su infancia se basaron en jugar con sus hermanos a orinar por esa tubería»  Nunca se preguntaron por dónde pasaba esa tubería o hasta dónde llegaba.

No les gustó descubrir dónde terminaba esa tubería

El usuario de la web termina su historia contando el momento en el que supieron qué había al otro lado de la tubería. Lo descubrieron cuando ya eran un poco más mayores y ayudaban a sus padres con ciertas tareas. Una de ellas era bajar al sótano a dejar las patatas para la comida.

¡Cuál fue la sorpresa de los hermanos al darse cuenta de que la tubería por la que habían estado años orinando terminaba justo encima de aquellas patatas que más tarde se comerían!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.