¿Lo de antes es siempre lo mejor? La verdadera dieta paleo estaba saturada de metales tóxicos

Publicado 24 febrero, 2020 por Olivia Martin
PUBLICIDAD

La dieta paleo es conocida por muchos como dieta del Paleolítico o de las cavernas. Se basa en el consumo de los alimentos que sincronicen con la realidad evolutiva. Carne de res magra, frutas, pescado, vegetales, frutos secos y semillas son el sustento de esta dieta. Es decir, aquellos que nuestros antepasados obtenían al practicar agricultura, al cazar y recolectar.

En los últimos años se puso de moda entre aquellos que buscan seguir un estilo de vida más saludable e incluso famosos como Miley Cyrus y Megan Fox la siguieron.

Sin embargo, en realidad, la dieta paleo no fue tan útil como piensan sus fanáticos. Una nueva investigación publicada en la revista Quaternary International indica que nuestros antepasados consumieron niveles poco saludables de metales pesados ​​tóxicos.

Este estudio examinó los hallazgos arqueológicos de personas de la Edad de Piedra que vivían en el norte de Noruega y descubrió que los mariscos, que constituían una gran parte de su alimentación, contenían niveles peligrosos (mucho más altos que los recomendados hoy) de plomo, cadmio y mercurio.

¿Qué dice el estudio?

La basura fosilizada es una mina de información para los investigadores de la Universidad del Ártico de Noruega. Los pueblos de Varanger, por ejemplo, arrojaban los restos de su comida (huesos de focas y espinas de Bacalao) a pozos de desperdicios que posteriormente tapaban.

Al analizar dichas muestras descubrieron, por una parte, que el bacalao contenía 22 veces más cadmio y hasta 4 veces más de plomo que los recomendados hoy. Por otra parte, las focas presentaban una contaminación por cadmio 15 veces más alta que el nivel seguro.

Es interesante observar que los niveles elevados de metales tóxicos en la cadena alimentaria probablemente fueron un efecto secundario de los cambios en la temperatura de la superficie del mar y los cambios en su nivel.  Estos hallazgos indican, sin duda, una idea muy clara. A medida que el clima continúa cambiando a un ritmo sin precedentesnosotros también podríamos comenzar a ver niveles más altos de contaminantes de metales pesados ​​en algunos de nuestros suministros de alimentos.

Perjuicios sobre la salud del hombre

Al cadmio se relaciona con la osteoporosis.  También puede causar cáncer, así como enfermedades en los riñones, el hígado y los pulmones. El plomo tiene un efecto nocivo sobre el cerebro y el mercurio deriva en problemas neurológicos, en el sistema nervioso y digestivo. Así mismo ocurre con los pulmones, los riñones, la piel y los ojos.

Tal y como plantean los investigadores esta alimentación es insana pero no insegura. Por un lado esta es solo una pequeña selección del menú de varios grupos de población seleccionados. Tenían abundantes alternativas con las que podrían haber variado sus comidas y por lo que no podemos hablar a ciencia cierta sobre la paleo-dieta en general.  Por el otro la esperanza de vida en la Edad de Piedra era de 33 años, muchos no habrían vivido lo suficiente como para enfermar por acumulación de metales.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.