¿Conoces los paludarios? Llevando los acuarios y terrarios a otro nivel

Publicado 23 diciembre, 2020 por Sandra Morales
paludario
PUBLICIDAD

Probablemente nunca hayas escuchado esta palabra tan poco familiar. De hecho, habrá quien piense que es una palabra inventada. Pero lo cierto es que en los últimos años ha ido cobrando fama. En el mundo de los aficionados a la vida marina y a las mascotas acuáticas, la práctica de montar su propio paludario cada vez está consiguiendo más fanáticos y acérrimos. Pues bien, a continuación os contamos qué es y qué se necesita para tener uno… ¡seguro que acabarás queriendo uno!

¿Qué es un paludario?

Principalmente, un paludario es una combinación de un terrario y un acuario. En la parte superior podemos encontrar un pequeño bosque de vegetación, mientras que en la parte inferior encontramos un acuario. Con este tipo de creaciones, cualquiera puede simular zonas de orillas del río, paisajes con cascadas y zonas tropicales de una manera muy auténtica y original, ¡y en casa! 

Qué plantas, animales y hábitats puede haber en un paludario

Debido a la versatilidad que estos paludarios tienen, se puede albergar en ellos una gran variedad de flora y fauna. Algunos peces de agua dulce que puedes incluir en tu paludario son cíclidos, killis, peces ángel, gouramis, mollies comunes, etc. Hay quien prefiere que toda su fauna sea de la misma especie, sin embargo a otros les gusta que exista variedad de especies en su paludario. Algo que no podemos dejar pasar es el hecho de que, al seleccionar la fauna, todos los peces deben tener requisitos similares en cuanto a las condiciones del agua.

Asimismo, es posible introducir también especies como camarones o caracoles (y más animales semiacuáticos como tortugas, ranas…) en el paludario, puesto que los camarones ofrecen una limpieza natural de los desechos que se producen.

Podemos elegir de entre una gran variedad de plantas tanto terrestres como acuáticas y semiacuáticas a la hora de implementarlas en nuestro paludario.

Hay quienes prefieren la funcionalidad, mientras que otros miran más por la estética. Hay que tener en cuenta la necesidad de poda y mantenimiento de las plantas: hay quienes prefieren las que crecen más despacio para evitar el abundante mantenimiento.  Algunos ejemplos de plantas que se pueden incluir en un paludario son: los helechos, las bromelias, orquídeas, cualquier planta acuática, plantas con flores o bambú.

Ahora que ya sabemos qué tipo de animales y vegetación podemos incluir en nuestro paludario, veamos cómo montar el nuestro.

Cómo montar un paludario

Antes que nada, debemos planificar cómo serán las proporciones de tierra y agua de nuestro tanque. Para ello, es recomendable elaborar un mapa ubicando las proporciones de estos elementos, con el fin de tenerlo todo bien planificado. Se recomienda también usar un divisor impermeable entre el agua y la tierra para garantizar la seguridad de ambas zonas.

Tras esto, conviene crear primero la porción de tierra, la sólida. Esta se puede construir tanto con arena como con rocas, piedras, madera… Una vez tenemos creada la parte sólida, lo siguiente sería añadir la vegetación. Para esto debemos tener en cuenta qué plantas pueden estar más próximas al agua y cuáles no.

Por último, solo quedaría añadir la porción adecuada y deseada de agua. Para ello, basta con tener cuidado con el tipo de agua y, una vez que esté añadida, podremos comenzar a disfrutar de nuestro pequeño ecosistema.

Ahora que hemos terminado el trabajo duro, ¡es hora de disfrutar viendo cómo su pequeño ecosistema cobra vida!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...