El peculiar parto de una raya que nos recuerda a uno humano

Publicado 6 mayo, 2020 por Javier Escribano
parto-raya
PUBLICIDAD

¿Alguna vez has visto el nacimiento de una raya? Es posible que pienses que, como la mayoría de los peces, nacen a partir de huevos. Y… no te equivocarías: en efecto, nacen de huevos, pero a diferencia de los ovíparos, los huevos de las rayas (la mayoría de especies, al menos) se desarrollan dentro del cuerpo de la hembra.

Las rayas, al igual que los tiburones, son dos ejemplos de animales que pueden ser ovovivíparos. Es decir, que tras la fertilización, el embrión queda protegido por un cascarón (como los ovíparos), pero estos permanecen dentro del organismo hasta que el embrión está desarrollado, donde pueden recibir aportes de nutrientes (como los vivíparos).

La eclosión del huevo puede producirse justo después del parto o, como es el caso de estas rayas, antes del parto.

🔥 Marine life specialists noticed a spotted eagle ray mother was having trouble and helped her deliver two baby rays 🔥 from NatureIsFuckingLit

En este otro vídeo, se puede apreciar mejor cómo una raya da a luz a cuatro crías, ante el desconcierto de los atónitos espectadores, que seguramente no esperarían este tipo de comportamiento de un pez.

Otros animales ovovivíparos: tiburones,reptiles… ¿y mamíferos?

La mayoría de animales ovovivíparos son invertebrados. Sin embargo, además de las rayas y los tiburones, podemos encontrar también algunas especies de peces y reptiles. En el caso de los tiburones, podemos encontrarnos con el caso del tiburón toro, en el que por cierto, es también una especie matotrófica, lo que significa que el embrión de mayor tamaño devora al resto de crías en el útero y deja solamente viva a una antes de nacer.

Otro caso curioso es el de los caballitos de mar, que además tienen otra particularidad: son los machos cargan los huevos fecundados, que después da lugar a cientos de crías de una vez (de las que solo sobreviven 5 de cada 1000).

Algunas especies de serpientes, víboras, camaleones y sapos también son ovovivíparas. Es el caso del lución, un lagarto muy particular pues no tiene patas y parece una serpiente.

Y no podemos olvidarnos del ornitorrinco. A diferencia de la gran mayoría de los mamíferos, que son vivíparos, los ornitorrincos son ovovivíparos: ponen huevos que pasan 28 días desarrollándose en el interior de la madre, y después de ponerlos, pasan otros 10 días incubándose en el exterior.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.