En los humanos es raro, y en los perros más. Así es un «parto velado» en el mundo canino

Publicado 26 febrero, 2020 por Olivia Martin
parto-velado-perros
PUBLICIDAD

En 1 de cada 80,000 nacimientos humanos vemos al bebé salir del útero aun dentro de su saco amniótico. Esto ocurre en casos muy esporádicos y así mismo pasa con los cachorros. Así le ocurrió a Cosmo, el perro que nació con su bolsa de agua completa y se convirtió en uno de los partos más impactantes del momento.

Karis Small, una criadora de perros de Devon, Inglaterra, que estaba en el parto de una camada de cachorros de raza Dachshund, ayudó a salir a uno de ellos de su “estuche”. No sin antes tomar algunas instantáneas rápidas que dan una idea de cómo se ven y cómo se crea la vida de estos animales dentro del útero.

En general estas bolsas se rompen justo antes de salir, pero Cosmo, (así se llama el cachorro) fue diferente. La mascota tras acabar de nacer aún seguía dentro de su saco intacto.

Durante la gestación de mamíferos, cada una de las crías en desarrollo están encerradas dentro de un saco amniótico lleno de líquido con su propia placenta. Esta burbuja protectora tiene la función de amortiguar a los bebés en el útero permitiendo así el desarrollo saludable de sus sistemas respiratorio, digestivo y esquelético. Una vez que el cachorro ha nacido, este suministro de sangre termina y, por lo tanto, dependen de poder respirar por sí mismos para sobrevivir.

La criadora durante el parto, una vez se percató de lo que ocurría, antes de ayudar rápidamente a Cosmo a salir del saco para que pudiera comenzar a respirar correctamente, tomó algunas fotos que quedarían para la posteridad

En los humanos la ruptura del saco amniótico marca el inicio del trabajo de parto. Este es conocido por todos como la «ruptura del agua».

Cuanto menos sorprendente

Cosmo saco amniótico

iflscience.com

Estas fotos son impresionantes para su dueña y para el mundo entero puesto que se ha convertido en una de las pocas ocasiones en que podemos ver de cerca cómo es que viven los perros dentro del útero.

El parto de los otros dos perritos fue tan normal como el del resto de los animales

Karis explicó que tomó las fotos porque casi nadie ha visto algo parecido antes y consideró sumamente importante que las personas pudieran ver este mágico momento entre la naturaleza y los bebés. Fue una suerte que estuviera presente en el parto para poder romper a tiempo el saco. “ Aunque fue un momento asombroso, podría haber sido arriesgado de no haber estado ahí”, asegura la criadora.

Gracias a esto ahora Cosmo sigue con vida y nosotros hemos sido testigos de algo sobrenatural.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.