Los canales de drenaje de un pueblo de Japón donde viven peces koi desde hace 30 años

Publicado 24 febrero, 2020 por Vanessa
peces-koi-japon
PUBLICIDAD

Ciertamente, nadie se espera que en los canales de drenaje de una ciudad prospere la vida silvestre. En cambio, en la ciudad de Shimabara, situada en la isla japonesa de Kyushu, los canales están tan limpios que ciertos de peces koi nadan en ellos.

El hecho de que estos peces tengan un hábitat tan inusual se debe al terremoto y al tsunami que causaron que el Monte Untzen se activara en 1792. Este desastre natural mató a quince mil personas y creó una gran cantidad de manantiales de agua dulce. Entonces, el agua limpia comenzó a fluir a través de los canales de drenaje de la ciudad de Shimabara. Ya en 1978, las autoridades decidieron liberar coloridas carpas koi en la vía fluvial de 100 metros de largo.

En la ciudad de Shimabara, los peces koi llevan viviendo en canales de drenaje más de 30 años

peces koi

Twitter

Los peces koi son unos animales muy populares en Japón, y suelen ser los protagonistas de la gran mayoría de estanques del país. Son unos peces muy bonitos procedentes del propio continente asiático, y su verdadero nombre es «Nishikigoi», que significa «carpa ondulada.»

A pesar de que se conocen desde el año 500 a.C., se popularizaron en el siglo XIX, cuando la alta sociedad japonesa comenzó a criarlas para mostrar su estatus social. De nuevo volvieron a ganar fama en 1914, cuando el emperador japonés las introdujo en el estanque del Palacio Imperial. Actualmente, son en el pez nacional de Japón.

Las carpas koi se han convertido en un símbolo de perseverancia y fuerza en Japón

Las carpas koi necesitan una calidad de agua extremadamente alta para poder sobrevivir, pero cuando lo hacen pueden llegar a alcanzar los 20 o 30 años de vida. Incluso se conocen algunos casos en los que han alcanzado los 200 años. El hecho de que hayan prosperado en este entorno es un testimonio de la pureza del agua de la zona.

Actualmente, Shimabara es conocida por las carpas que nadan en sus canales, incluso recibe el nombre de «la ciudad de las carpas nadadoras».

Tres ciudades de Japón son los únicos sitios que cuentan con carpas nadando por el agua de las calles

Actualmente, hay más de 60 estanques conocidos en Shimabara, lo que hace que el agua limpia sea uno de los mayores recursos de la ciudad. Junto con otras tres ciudades japonesas (Hida Furuwaka, Gujo Hachiman y Tsuwano), conforma uno de los únicos lugares del mundo en los que se pueden ver canales con carpas nadando en agua limpia de manantiales totalmente naturales.

A pesar de que está prohibido alimentar a las carpas, los turistas y lugareños continúan haciéndolo

carpas de colores en casa japonesa










Tiwel

Lejos de descuidar a los peces, los habitantes de Shimabara trabajan en conjunto para que continúen viviendo en un entorno lo más limpio posible. Las carpas koi que viven en la ciudad pueden crecer hasta alcanzar los 70 cm de longitud y tienen colores y estampados muy diferentes. Es fácil pasarse horas observándolas nadar, ya que relaja notar la armonía existente entre la naturaleza y la ciudad.

En la «Calle de los Samurai» es donde se concentran principalmente los estanques y las casas restauradas de estos guerreros

A lo largo del paseo que siguen los canales, se pueden encontrar casas tradicionales japonesas de la época Edo, en las que vivían los samurai de la zona. Al estar restauradas, se puede acceder gratis para ver sus estanques interiores, que suelen estar llenos de estos peces tan elegantes. Dentro de estas viviendas también se puede tomar un té, bajo la invitación de su dueño, aunque esto no es gratuito, y ver maniquíes que representan las facetas de la vida de los guerreros japoneses.

Dentro de las casas de aguas manantiales se puede tomar té verde mientras se observa a los peces koi

Más concretamente, en la casa de agua manantial «Shimeiso» es donde se ofrece té verde hecho con agua de manantial, y en la casa «Yusuikan» se puede descansar gratuitamente y relajarse escuchando el sonido del agua brotar. También se puede aprender a cocinar «kanzarashi», una receta japonesa de albóndigas dulces hechas con harina de arroz. Desde luego, merece la pena tomarse un momento de descanso mientras se ven los estanques y se admira el interior de las casas.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.