La gente está dejando palos a un perro que murió hace 100 años

Publicado 14 junio, 2021 por Sandra Morales
perro-palos
PUBLICIDAD

En el distrito de Brooklyn, en Nueva York, se encuentra un camposanto en el que descansan muchas personalidades famosas, como artistas, músicos, políticos o generales. Hablamos del cementerio Green-World, un lugar muy visitado por los transeúntes, sobre todo durante esta pandemia de Covid-19, por su amplitud y zonas verdes que permiten dar un paseo y mantener la distancia de seguridad entre personas.

Los visitantes depositan flores sobre las tumbas de sus seres queridos como símbolo de cariño y afecto. También lo hacen en los sepulcros de aquellos famosos que admiran, como muestra de respeto.

Pero hay uno en particular que lleva recibiendo visitas desde hace muchos años atrás y que hoy en día se sigue recordando su historia.

El famoso perro Rex

Nos referimos al perro Rex, un animal que nos dejó hace aproximadamente dos siglos. Se encuentra enfrente del sepulcro de su dueño, próximo al cruce entre las avenidas Sycamore y Greenbough. El dueño del perro fue John E. Stow, que se dice que fue uno de los comerciantes frutícolas más importantes de la ciudad de Nueva York. Se fue del mundo terrenal en el año 1884 y tenía una muy buena relación con su mejor amigo Rex. Al animal se le representa en forma de estatua de bronce, tumbado sobre una base de piedra en la que se puede leer su nombre.

No obstante, no hay certeza de que Rex esté en ese lugar. Según explicó la Gerente del lugar, Stacy Locke: “creo que a la gente le gusta pensar que hay un perro enterrado allí, pero es difícil de verificar”.

Los visitantes dejan palos y ramas sobre la piedra de Rex

Desde hace muchos años las personas que visitan la lápida de John E. Stow y de su perro tienen un detalle con el animal. Cogen un palo o una rama del lugar y la depositan sobre las patas del perro, como símbolo de afecto.

Este gesto se ha convertido en una tradición para la gente que visita Green Wood, hasta el punto de encontrarse sobre la piedra con un montón de ramas, unas encima de otras.

“Es una especie de lugar destacado, justo al lado de la intersección de dos carreteras, por lo que la gente lo ve fácilmente. La estatua está debajo de un árbol, por lo que hay muchos palos y ramas. Hay quienes incluso dejan una foto de su mascota, para que Rex pueda protegerles allá donde estén”, recuerda Locke.

Otras tumbas de animales

Rex no es el único animal. En Green Wood también se pueden encontrar otros sepulcros de animales de compañía, como por ejemplo de caballos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...