Cómo un grupo de perros está a punto de salvar a la industria de los cítricos de una pandemia

Publicado 21 febrero, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
perros-citricos
PUBLICIDAD

Los investigadores han descubierto que los perros pueden ser entrenados para detectar las bacterias que causan el enverdecimiento de los cítricos, con un 99% de precisión.

El algún momento durante los últimos siglos, una bacteria conocida como Candidatus Liberibacter asiaticus (CLas) aterrizó en el reino vegetal y animal, donde ha estado prosperando desde entonces. Dicha bacteria da lugar a la enfermedad huanglongbing (HBL), más conocida como «enfermedad del dragón amarillo» por su traducción del chino, que hace que los cítricos se vuelvan verdes. Ante su expansión desmesurada, un grupo de científicos del Servicio de Investigación Agrícola del USDA han calificado al HBL como «una de las pandemias más severas de los tiempos modernos».

huanglongbing

Enfermedad huanglongbing o «dragón amarillo» / infoagro

En la última década, el HBL ha causado una disminución de alrededor del 21% en el mercado de cítricos frescos, así como el 72% de la producción de naranjas utilizadas para jugo y otros productos en Estados Unidos. Sin embargo, la enfermedad sigue expandiéndose por todo el mundo y, si no se reduce, la industria de los cítricos podría estar en grave peligro.

Y es que las enfermedades en las plantas son particularmente difíciles. Para el HBL no existe una terapia posterior a la infección, por lo que la detección temprana y la respuesta son esenciales.

Pero, ¿cuán difícil puede ser la lucha contra una pequeña bacteria?. Aparentemente es muy complicado, aunque los investigadores del ARS han encontrado una posible solución brillante: utilizar perros.

Perros adiestrados como detectores

«Recurrimos a los perros detectores, una tecnología antigua que puede examinar rápidamente grandes plantaciones, sin una laboriosa recolección de muestras y procesamientos de laboratorio», escriben los autores del estudio.

Mientras que la evaluación visual de la planta es insuficiente, así como la implantación de carísimos ensayos moleculares, el perro es capaz de detectar infecciones con un 99% de precisión, semanas o años antes de que podamos descubrirla mediante otros métodos.

Durante las pruebas, los perros resultaron ser altamente específicos, siendo capaces de detectar los patógenos objetivo de otros patógenos.

«Descubrimos que, una vez entrenados, estos perros pudieron identificar árboles infectados dentro de las dos semanas posteriores a la inoculación de los mismos», explica el epidemiólogo Timothy R. Gottwald. «Los perros también pudieron distinguir el patógeno de enverdecimiento de los cítricos de una variedad de otros patógenos bacterianos, virales, fúngicos y de espiroplasma de los cítricos», matiza.

Conclusiones del estudio

«Cuando realizamos los modelos epidemiológicos descubrimos que la detección canina, combinada con la extracción de árboles infectados, permitiría a la industria de los cítricos mantenerse económicamente y de forma sostenible durante un período de 10 años. Por el contrario, el uso de ensayos moleculares o inspección visual, combinada con la extracción de árboles, no pudo suprimir la propagación de la infección», concluye Gottwald.

El entrenamiento es similar al de los perros que detectan explosivos. Una vez encuentran el aroma para el que están entrenados, se sientan cerca de la fuente y se ponen contentos. Los perros, por su parte, son recompensados ​​con tiempo de juegos y un juguete, mientras que un naranjo obtiene una nueva oportunidad de vida.

Vía: PNAS

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.