in

Pidió a su maestro que le ayudara a ligar con el método de Aristóteles, y lo consiguió

Que el conocimiento filosófico de hace más de 2300 años pueda utilizarse aún hoy en día, en un mundo conectado por las redes y en el que todo se hace a través de la pantalla de un teléfono, es solo una prueba más de lo grande que es la filosofía. Y para muestra, esta historia:

Maestro, tengo cero habilidades sociales. Ayúdeme a conseguir una cita

Jake Moreno estudia en el Salt Lake Community College en Utah (EEUU), tiene 22 años y ligar no era lo suyo. Quería invitar a una chica, pero no tenía idea de por dónde empezar, por lo que se le ocurrió una idea poco convencional, pedir ayuda a su profesor de filosofía, Shannon Atkinson.

Jake le preguntó a Shannon si la retórica aristotélica, un poderoso método de persuasión acuñado por el filósofo griego, podría ser utilizada como un medio para pedirle a la chica en cuestión, Hannah, que saliera con él. Y vaya que funcionaría…

Jake y Shannon elaboraron un mensaje de texto para enviar a Hannah que usaba Ethos, Logos y Pathos, los tres elementos del discurso persuasivo de Aristóteles.

Su Ethos para convencerla consistió en una propuesta para invitarla a una “salida amistosa”.

Su Logos era que habría comida gratis y le ofrecería un descanso del trabajo y un buen rato libre de estrés.

Su Pathos era que el viaje sería divertido y que el motivo de todo esto era conocer a su perro.

ethos

El método

La Retórica fue desarrollada por Aristóteles en Atenas entre 367 a 347 aC y 335 a 322 aC

En sus propias palabras: “De los modos de persuasión provistos por la palabra hablada hay tres tipos:

El primer tipo depende del carácter personal del hablante [ethos]; el segundo en poner al público en un cierto estado de ánimo [pathos]; el tercero en la evidencia, provista por los argumentos del discurso [logos].

La persuasión se logra por el carácter personal del hablante cuando el discurso se pronuncia de tal manera que nos hace verlo creíble”.

El resultado… positivo

Y la propuesta surtió efecto, la joven accedió y pasaron una velada estupenda. Este fue el mensaje que le envió (lo hemos traducido)

El mensaje que envió Jake
El mensaje que envió Jake

Y las fotos que compartió después

cita

El tweet se compartió 99.000 veces y consiguió más de 1000 comentarios

La filosofía es odiada por la mayoría de los jóvenes, considerándola una herramienta obsoleta e innecesaria, pero como ya demostró Lou Marinoff en el libro “Más Platón y menos Prozac”, el conocimiento filosófico nos puede ayudar a afrontar los problemas del presente. Para los que no conozcan el libro, habla de un terapeuta que utiliza el saber filosófico para afrontar los problemas de hoy en día de sus clientes. Una lectura muy recomendada.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote