Las 10 plantas de interior más difíciles de cuidar del mundo

Publicado 30 marzo, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
plantas-dificiles-de-cuidar
PUBLICIDAD

Después de conocer algunas de las plantas medicinales y comestibles que podemos tener en casa, así como algunas variedades increíblemente hermosas y raras, hoy venimos a hablaros de las plantas más delicadas y difíciles de sacar adelante en interior, que requieren de cuidados muy especiales para poder prosperar en interior.

Por ello, si sois amantes de las plantas seguramente os gustará conocer toda esta información y asumir el reto de haceros con algunas de estas variedades.

Con estos consejos podrás hacer prosperar algunas de las plantas más complicadas, por lo que sin duda serán la envidia de todos tus vecinos. Vamos allá:

Orquídeas

Las orquídeas son famosas por ser plantas de interior muy delicadas. Después de todo, son plantas tropicales que crecen en la naturaleza uniéndose a otras plantas y este, desde luego, no es el ambiente que les proporcionamos en interior.

Sin embargo, no debemos perder la esperanza. Una orquídea puede prosperar en interior si se coloca en macetas con una mezcla para macetas de corteza suelta, sin estar expuesta a la luz directa, proporcionándole suficiente humedad y no regándola en exceso.

Bonsáis

Los bonsáis son básicamente árboles en miniatura que puedes cultivar en casa. El arte del bonsái se ha abierto camino desde Japón hasta los hogares de entusiastas de las plantas de todo el mundo. Sin embargo, cuidar de ellos no es una tarea fácil.

En primer lugar, es necesario comprender que muchos árboles no son adecuados para ser cultivados como bonsáis. Una de las razones por las que las personas no tienen éxito es que la mayoría de los tipos solo prosperan al aire libre. Pero hay algunas variedades que también pueden prosperar en interior, como el Ficus Bonsai y el Fukien Tea.

Estos necesitarán una tierra específica para bonsáis, así como un drenaje constante, pues necesitan humedad pero sin saturarlos. Si el suelo es demasiado compacto, el oxígeno tampoco llegará a las raíces. El riego difiere para cada árbol bonsái al igual que el cuidado adecuado del árbol bonsái. Cada árbol es único y tiene sus propias necesidades. El suelo seco significa que necesita agua. Para crecer y prosperar, normalmente necesitan una temperatura comprendida entre 18 y 24°C.

Gardenias

La gardenia es una de las plantas más difíciles de mantener vivas y, más aún, hacer que florezca. Les gusta la luz brillante y el suelo ácido. Así pues, en invierno, cuando nuestras casas están secas y la luz es baja, no prosperan. También son muy vulnerables a todo tipo de plagas, como cochinillas, pulgones o ácaros.

Rosal enano

Las rosas en miniatura sufren con poca luz y poca humedad, ya luego contraen ácaros si están demasiado secas. Para sacarlas adelante, debemos colocarlas en un lugar con mucha humedad y donde disponga de luz solar directa.

Helecho de Boston

Los helechos de Boston son una excelente opción para las personas que buscan alegrar su hogar con vegetación, pero requieren bastante cuidado. No les va bien la luz directa, por lo que prefieren la luz filtrada. Asimismo, es crucial mantener la tierra húmeda, ya que estas plantas pueden marchitarse rápidamente si se permite que su cepellón se seque. No es una planta que soporte el frío, ya que su temperatura ideal está comprendida entre los 15 y 23 grados durante todo el año.

Higuera hoja de violín

Esta planta de interior es bastante difícil de mantener saludable, ya que requiere la cantidad justa de sol: demasiada exposición dorará sus hojas, pero muy poca detendrá su crecimiento. Lo que necesita esta hermosa planta es mucha humedad, luz solar indirecta, un suelo húmedo y riegos poco frecuentes.

Croton

Si duda, esta planta es el complemento perfecto para la decoración otoñal de nuestro hogar. Sin embargo, las plantas de croton son muy sensibles a la poca luz y a las corrientes de aire. Asimismo, también son de riego exigente. Así pues, si colocamos la planta en un rincón oscuro, las hojas perderán su color deslumbrante, y si la movemos con intención de buscar unas nuevas condiciones, esto podría hacer que perdiera las hojas.

Lágrimas de bebé

Esta hermosa y vivaz planta puede extenderse tan rápidamente que llega incluso a ser invasiva, pero es difícil obtener esas condiciones perfectas de cultivo en interiores. Necesita humedad, pero no tanta o si no se pudriría. Por ello, lo mejor es tenerla dentro de un terrario, ya que supone un mejor ambiente para la planta.

Tradescantia

Estas plantas son apreciadas por sus marcas distintivas en las hojas, pero se desvanecerán rápidamente si se deja expuesta a la luz solar directa.

Las hojas también son propensas a secarse en invierno y deben pulverizarse para evitarlo. El riego de la planta también resulta complicado: mantener la tierra ligeramente húmeda, pero evitando que la corona de la planta se moje demasiado.

Violeta africana

Las violetas africanas aman la humedad. Para proporcionársela, podemos colocar cuencos de agua entre nuestras macetas. También podemos colocar las macetas en una bandeja sobre un lecho de grava húmeda.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...