Cómo decorar con plantas del aire: la planta que no necesita tierra para vivir

Publicado 14 abril, 2020 por Vanessa P.
plantas-del-aire
PUBLICIDAD

Las Tillandsias, más conocidas como plantas azules o plantas del aire, son un género de plantas epifitas con más de 650 especies. En la naturaleza, se pueden encontrar tanto en desiertos como en bosques y montañas, sobre todo en Centroamérica, Sudamérica y el sur de Norteamérica. Suelen crecer enlazadas a las raíces de los árboles, aunque no necesitan utilizar sus raíces más que para sujetarse. En realidad toman el agua y los nutrientes a través de sus hojas.

Al ser estéticamente bonitas, ligeras, y fáciles de cuidar porque ni siquiera necesitan sustrato en el que crecer, las plantas del aire se utilizan como plantas de interior o de invernadero. Al fin y al cabo, al no necesitar tierra también abren la opción de crear con ellas adornos y diseños florales. A continuación te mostramos cómo cuidar una Tillandsia y qué puedes hacer para decorar con ella tu casa.

Ideas creativas para decorar con Tillandsias, o las plantas del aire

Haz un colgante de pared con plantas de aire tejidas

Coloca las plantas dentro de un recipiente de cristal, o decora directamente la pared con ellas

plantas de aire en la pared de casa










Gardenista

Crea tus propias Tillandsias decoradas con estructuras de metal

Una Tillandsia puede ser la decoración perfecta para cualquier estancia. Son muy elegantes y sencillas, y dan un toque de vida a la casa. Si colocas tu planta del aire dentro de una estructura metálica, crearás un adorno muy elegante. Además, es muy fácil de hacer siguiendo este tutorial.

Al ser tan ligeras, podrás colgar estas plantas en cualquier parte

decoraciones con plantas

Por qué las Tillandsias se llaman plantas del aire y cuáles son sus cuidados

Las Tilllandsias son conocidas como plantas del aire porque no necesitan raíces para poder alimentarse y sobrevivir. Sus raíces solo sirven a modo de sujección. Para tomar agua y nutrientes, estas plantas utilizan sus hojas, y extraen a través de ellas todo lo que necesitan del aire.

Las plantas del aire son muy fáciles de cuidar. En verano, prefieren estar al aire libre y recibir luz indirecta, mientras que en invierno sí soportan la luz directa y deben colocarse cerca de una ventana soleada. Al sobrevivir gracias al aire, las Tillansias agradecen las corrientes suaves de aire fresco y las temperaturas suaves. 

En cuanto al riego, las plantas se deben empapar a fondo con agua una o dos veces por semana cuando aún no hayan florecido. Más a menudo si la planta vive en un ambiente cálido y seco. Durante el verano, se aconseja además pulverizar agua sobre sus hojas a diario, aunque en invierno y otoño basta con hacerlo tres veces a la semana. Hay que tener cuidado de no excederse con los riegos, y sacudir los excesos de agua tras empapar la planta, además de dejar que se seque entre riego y riego. Cuando la planta está en flor, se recomienda no empaparla. 

Las Tillandsia no sobrevivirían ni con agua constante, ni siendo plantadas en tierra. Para abonarlas, solo has de rociarlas con fertilizante de plantas de interior, una vez cada dos semanas en primavera y verano, y una vez cada cuatro en otoño e invierno. El fertilizante tendrá que ir diluido a un cuarto de la fuerza recomendada para no hacer daño a las plantas.

Aunque todas las plantas necesitan sus cuidados, las plantas de aire no son demasiado exigentes, aunque al haber leído las explicaciones sí lo parezca. En general, hay que tener presente que hay que regalarlas con cierta regularidad y mantenerlas frescas y cerca de la luz indirecta. 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.