Él es don Enrique Alcántara, quien perdió su trabajo después de que la tintorería y planchaduría en la que trabajaba fue clausurada por los daños causados durante el sismo del 19 de septiembre.

El local estaba en Concepción Béistegui 1503, colonia Narvarte, uno de los primeros edificios que serán demolidos por el Gobierno de la Ciudad de México.

Don Enrique, de más de 60 años, trabajó por diez años en la tintorería y planchaduría “12n”.                                                                                                                                                                                                                                                                      un vecino le regaló a don Enrique un burro y una plancha para que reactivara el negocio. 

Yuriria ÁvilaEl burro está conectado a una toma de corriente en el albergue.

Para ayudar a don Enrique, los antiguos clientes le han llevado su ropa para que la planche.

Don Enrique no ha recibido apoyo del gobierno, pues sólo era un empleado y no era el propietario del local.

A partir de esta experiencia, Don Enrique quisiera encontrar un nuevo espacio para trabajar, en donde él sea su propio jefe.

@Monse8080“Si hay alguna manera que me ayuden: que me digan en dónde puedo poner mi ropa para seguir planchando, aunque sea una cochera”, comentó a BuzzFeed News México.

“A mí me dicen: ya estás grande. Sí, por fuera, pero por dentro están el corazón y las ganas de salir adelante”, comentó.   

Publicado en Relatos