in

¿Por qué deberías tener una cita contigo mismo?

Jen Moser, mujer, madre, esposa, empresaria y blogger ha escrito un completo artículo de opinión sobre la necesidad de pasar tiempo en soledad, y cómo conseguir unos minutos de asueto cuando debes sacar adelante una casa, el trabajo y tienes hijos. Aquí lo tienes

¿Por qué estar solo (a veces) es bueno para uno mismo?

Pixabay

Con mi marido y los niños de fin de semana, tenía tres días enteros para mí misma. Como esposa y madre tremendamente ocupada, tener tiempo libre es como encontrarse 20$ en una vieja cartera… aún mejor. 

Por lo general me tiraría en el sofá y me daría un maratón para terminar de ver la serie que me he perdido, pero a veces me da por experimentar cosas nuevas. Esta vez fue la Misa de Réquiem de Mozart. Reconozco que la música sacra no es para todo el mundo, pero me gusta escucharla. Reserve una entrada para uno y esperé con entusiasmo que llegara la noche. 

Después de la actuación escuché a un grupo de personas hacer un comentario sarcástico sobre el hecho de que estuviera sola. Los miré y sonreí. No sabían el pequeño capricho que me había regalado en secreto, y cuanto me realizaba ir sola. Pude escuchar casi dos horas de Mozart sin interrupciones, experimentando la música más bella del mundo solo para mí. 

Pixabay 

Esta no es la primera vez que he ido confiada y sola a algún lugar. Me encanta ir a ver museos de arte en soledad. Vi al David de Miguel Ángel en Florencia durante un viaje de fin de semana que hice por mi cuenta. Una de las experiencias más hermosas de la vida fue entrar en la sala del David. Di un grito ahogado de sorpresa ante la belleza de la escultura y tuve todo el tiempo del mundo para disfrutar de la experiencia.

“Pude escuchar casi dos horas de Mozart sin interrupciones, experimentando la música más bella del mundo solo para mí”.

Otra insuperable experiencia en soledad, fue escuchar un fado (música portuguesa) en Lisboa. Yo llevaba un hermoso vestido rojo y me senté en una mesa orgullosa de estar sola, disfrutando de algunas de las melodías más inquietantes que he escuchado nunca. 

A menudo me pregunto si esas experiencias tan satisfactorias habrían sido igual de intensas, si hubiera tenido que perseguir a mis hijos, tratándoles de hacer entender la hermosura de aquel momento. ¿Habría sido igual si hubiese estado charlando con mis amigas o mi marido? Probablemente, esas experiencias compartidas, no habrían sido iguales para mí. El asombro de contemplar el David sola, se habría perdido entre alguna broma obscena hecha en grupo o la prisa de seguir el itinerario antes de que cerrara otro museo. 

Parte de “cuidar de uno mismo” incluye encontrar tiempo para estar a solas. Pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo, en casa atendiendo a la familias y, tras un día de locura, disfrutando de un momento con nuestra pareja. A veces se hace demasiado y necesitamos un descanso. Estar a solas con nuestros pensamientos y tener la oportunidad de hacer algo en soledad es un regalo. Tu “alma” anhela ese tiempo para sí, para experimentar algo libremente y abrirse completamente. 

¿Habría sido igual si hubiese estado charlando con mis amigas o mi marido? Probablemente esas experiencias compartidas no habrían sido iguales para mí. 

Tal vez no todo el mundo quiera o pueda disfrutar de una sinfonía o hacer un viaje para ver el David un finde semana. Pero hay formas de dedicarse tiempo en soledad, aquí unas sugerencias:

1. Descarga una pieza musical que siempre hayas querido escuchar en concierto

Encuentra un lugar tranquilo donde escucharla en soledad y sin interrupciones y, simplemente, siéntela. ¿Qué emociones provoca en tu interior? ¿Qué cosas te haría hacer?

2. Prueba una clase que quiera probar

¿Siempre quisiste saber que se hace en una clase de yoga kundali? ¡Encuentra una y listo! También podrías probar una cata de vinos, una clase de cocina, degustación de quesos… Salir y aprender algo nuevo, te hará descubrir nuevas facetas de tú personalidad.  

3. Sal a disfrutar de la naturaleza y deja tu reproductor de música en casa

Pasar algo de tiempo entre los árboles, el agua y los pájaros te dará la oportunidad de escuchar también tus propios pensamientos. Nada de música esta vez, mejor disfruta de los sonidos de la naturaleza, siente la brisa y deja la mente abierta para explorar cualquier pensamiento o idea que se te presente.  

Puente de la bahía de San Francisco, una postal tomada por Jen durante una de sus salidas en solitario

Está bien estar solo y necesitamos este tiempo para dar lo mejor de nosotros mismos a todos aquellos que queremos y confían en nosotros. La próxima vez que tengas 30 minutos libres o un fin de semana completo, planifica una cita contigo mismo. Tu “yo” te lo agradecerá.

Sobre Jen

Jen Moser es una consumada escritora, oradora y maestra. Tras 17 años en el mundo empresarial decidió que ya era suficiente y empezó a dedicarse a hacer las cosas que le gusta: ser madre de dos hijos, capacitar a mujeres para que desarrollen todo su potencial y ayudar a otros a sentirse en plenitud. Puede encontrar más reflexiones e ideas en su página web: www.TheProsperitySage.com

 

test

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%