in

¿Qué es el ébola y cómo se contagia?

El ébola cobra protagonismo en las noticias cada vez que salta un nuevo brote. Sigue atacando con fuerza en África, incluso se han dado casos fuera de este continente aunque de forma aislada.

Existen una serie de características y circunstancias que verdaderamente la convierte en una seria amenaza para el ser humano. No obstante, quizás lo que pueda crear más miedo sea el propio desconocimiento. En este post queremos ayudarte a que conozcas las claves más importantes de esta enfermedad tan grave.

Lamentablemente, como afirman los expertos, quizás tengamos que convivir con ella durante mucho tiempo y cada vez  más cerca. La mejor forma de protegernos es conocerla más a fondo. Aparece por primera vez en 1976, en Sudán y República Democrática del Congo. De hecho, su nombre es tomado de este último lugar mencionado. Ya que uno de los primeros brotes apareció en un pueblo situado cerca de un río llamado Ébola. Cobrándose la vida de más de 400 personas.

Qué es el ébola

el ébola

Es una de las enfermedades más peligrosas de la historia de la humanidad.

El virus del ébola, llega a ser mortal en la mayoría de los casos. Existen cinco variedades, Sudán, Zaire, Costa de Marfil, Reston y Bundibugyo, igual de infecciosas. Es capaz de alterar las células de nuestro cuerpo, llamadas endotetiales.  Son las encargadas de la coagulación y recubren la superficie interior de nuestros vasos sanguíneos. Ahora entenderás porque llega a ser tan grave y dañina.

Esta enfermedad también se da en primates: monos, chimpancés y gorilas. De hecho, es trasmitido al ser humano por animales salvajes y es capaz de propagarse rápidamente a poblaciones enteras.

Cómo se contagia el ébola

A pesar de que el contagio por ébola del ser humano provenga de los primates, su origen se encuentra en los murciélagos de la fruta. Estos mamíferos pasaron la enfermedad a monos y también a ratas. Contagiando después al ser humano, aunque realmente no se conoce con exactitud cuando empezó a afectarnos.

Se piensa que posiblemente comenzará con los cazadores cuando cortaban piezas de sus víctimas y entraban en contacto directo con la sangre o los tejidos.

Virus del ébola

Curiosamente, a pesar de que sea una de las enfermedades más contagiosas de la actualidad, el ébola no es capaz de reproducirse fuera del cuerpo humano. El virus sigue “vivo” pero requiere un organismo para reproducirse. Contagiando primero a una célula y haciendo que después se contagie el resto. Su transmisión se produce mediante el contacto con sangre, secreciones, fluidos corporales, tejidos o órganos de animales o personas infectadas. Ya estén  vivas o muertas. Incluso se ha comprobado que el contagio puede producirse en el embarazo.

Las autoridades aconsejan para prevenir, simplemente mantener las normas básicas de seguridad e higiene. Evitar el contacto directo con sangre, órganos y demás fluidos corporales de enfermos y cadáveres. Al igual que con los objetos, ropa o áreas que hayan estado en contacto directo con los afectados. También se debe comunicar el problema a viajeros que vayan o procedan de zonas afectas por algún brote. Es importante conocer las acciones que se deben realizar de forma inmediata ante los primeros síntomas. Activando de forma precoz los protocolas de actuación, procediendo al aislamiento y cuidados necesarios.

Por ejemplo, el Ministerio de Sanidad español siempre suele realizar varias evaluaciones, diagnósticos y seguimientos a cooperantes que provengas de alguna zona de África donde exista algún brote. Aunque se considere acciones simplemente preventivas.

Cuáles son sus síntomas

El Ébola consigue dañar nuestras plaquetas y perdemos nuestra capacidad de coagular. Esto se traduce en una pérdida de sangre brutal que es producido por un shock hemorrágico. Por ello, esta enfermedad también es llamada fiebre hemorrágica y sus primeros síntomas son:

  • Fiebre repentina
  • Debilidad extrema
  • Dolor muscular, de cabeza y garganta
  • Vómitos y diarrea.
  • Erupciones cutáneas

Lo que más suele impactar son las erupciones cutáneas que se producen ya que es el síntoma mas visible.  Finalmente, los enfermos sufren un fallo multiorgánico que puede acarrear la muerte de un 90% de los casos. Se conoce que el periodo de incubación está establecido entre 2 a 21 días.

El ébola en España

El riesgo de sufrir ébola en España se considera mínimo. Aunque no se puede negar que existan riesgos cada vez que surge algún brote en África. Sanidad se mantiene alerta activa cada vez en cada nuevo caso. Recordemos que España fue protagonista en octubre del 2014, cuando se produjo el contagio de Teresa Romero. Una auxiliar de enfermería que cuidaba a dos religiosos españoles que se habían infectados en Liberia y Sierra Leona.

Ambos fallecieron pero afortunadamente, Teresa se recuperó por completo. Pero este caso sirvió para darnos cuenta de la verdadera gravedad. Sobre todo, al haberse producido por errores en protocolos de seguridad. En aquel momento, el pánico se había desatado en Occidente, y aparecieron también casos en Italia, Reino Unido y Estados Unidos. Aunque  se produjeron de forma aislada.

Actualmente en España existe dos posibles vías para el contagio del Ébola:

  • A través de trabajadores humanitarios en África que regresan al país
  • Por la llegada de viajeros que provengan de países afectados.

A pesar de que existan fuertes controles sobre personas que llegan en desde territorios afectados, no hay que olvidar que también existen vuelos indirectos y que la persona puede desarrollar los síntomas posteriormente. De ese modo es difícil detectarlo a tiempo.

El ébola en el resto del mundo

ébola en el mundo

En el año 2013 se produjo el brote más grave de la historia del ébola. Su rápida propagación se debió al aumento del trasiego de la población, la aparición en zonas de difícil acceso y el desconocimiento de la población. Además, se piensa que la intervención de la OMS fue tardía. El resultado fue totalmente catastrófico, más de 3400 muertes y más de 7000 personas infectadas. Además de darse casos en España y Estados Unidos.

Aunque no era la primera vez que el ébola llegaba al mundo occidental. Pocos recuerdan los siguientes casos:

  • 1989, existieron casos de ébola en Estados Unidos. En Virginia, Texas y Pensilvania. Apareciendo uno de los 5 tipos llamado Reston como hemos mencionado. Todo ello causado por un mono que llegó desde Filipinas.
  • En el año 1967 apareció el primer caso en Europa, a través de un cargamento de chimpancés, en las ciudades de Fráncfort, Belgrado y Marburgo. De ahí el nombre de otro tipo de virus llamado Marburgo. Los investigadores manipulaban esos animales de laboratorio sin tomar precauciones. En este caso se infectaron 31 personas y murieron 7.

En la actualidad la enfermedad sigue propagándose por África. Produciéndose los últimos casos graves en Sierra Leona, Guinea, Liberia, el Congo…etc. Hasta hoy se están registrados más de 11.000 defunciones. Aunque se dispone de mayores y mejores medios. Se ha conseguido suministrar una vacuna experimental, rVSVDG-ZEBOV-GP y se sigue investigando para poder predecir brotes.

Científicos de la Universidad de Málaga y el centro de Investigación Forestal Internacional, han detectado que existe relación entre la tala de bosques tropicales y la aparición de brotes. Y que además se produce después de dos años. En cuanto a la vacuna, a pesar de que se siga encontrando en fase investigación, está siendo muy efectiva. Es totalmente gratuita y voluntaria. Se debe ofrecer bajo consentimiento. Y se sabe que seguirá monitoreándose para recoger resultados de su evolución durante mucho de tiempo .

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%