in

Qué es el “tsunami plateado” y cómo este fenómeno amenaza el trabajo de millones de personas

Por si preocuparnos por el sostenimiento del sistema de pensiones y la irrupción de la inteligencia artificial en el mercado de trabajo no fuera suficiente, los sociólogos han identificado un fenómeno que podría mandar al paro a millones de personas: el “Tsunami plateado”.

La jubilación de los babyboomers

Pixabay

Se usa el término “tsunami plateado” para referirse al gran cambio demográfico que la jubilación de los nacidos durante el baby boom, de 1945 a 1965, va a tener sobre el resto de población. 

Los babyboomers, como se conoce a esta generación, fueron grandes emprendedores, y sus negocios familiares, pequeñas y medianas empresas dan trabajo a casi la mitad de la población. Sin embargo, con la llegada de la edad de jubilación, sus negocios no encuentran relevo y se ven obligados a cerrar, mandando al paro a todos sus trabajadores. 

En Estados Unidos, los nacidos entre 1945 y 1965 están jubilándose a un ritmo de 10.000 personas diarias. Se prevé que el cierre de sus negocios suponga la perdida de 25 millones de puestos de trabajo

Sus hijos no tienen el mismo nivel de compromiso y sacrificio con el trabajo que tuvieron ellos; tienen sus propios sueños y desean una vida más calmada. Los millenials, por su parte, no compran coches en propiedad y tampoco desean tener negocios ni casas que les aten, mientras que los empresarios de las nuevas generaciones quieren negocios potentes y mayores márgenes de beneficios. En consecuencia y según los cálculos de Project Equity, en Estados Unidos 2’3 millones de empresas familiares cerraran en los próximos años, mandando al paro a otros 25 millones de personas: 1 de cada 6 trabajadores.

El sueño de un futuro mejor que nos traerá miseria para todos

BBC

La colombiana de 69 años, Felice Dubin, es un gran ejemplo de este cambio demográfico. Como cuenta en la BBC, Felice nació en Barranquilla y emigró a Miami, donde ha pasado la mayor parte de su vida adulta. Allí, abrió Bookstore in the Grove, una pequeña librería independiente que ha pagado las facturas de su familia durante mucho tiempo. Sin embargo, ninguno de sus hijos está interesado en continuar con el negocio. “Tienen sus propios sueños”, declara.  

En los próximos días Felice se jubilará, cerrará el negocio y 20 empleados se quedarán sin trabajo, algunos de ellos en edades muy complicadas para la empleabilidad (45-55 años). Como ella, tantos otros pequeños empresarios en el país.

The Wall Street Journal asegura que el porcentaje de menores de 30 años propietarios de un negocio ha caído a su punto más bajo en 25 años, pero no les culpa a ellos ni su forma de entender la vida. La creciente deuda estudiantil y la inestabilidad económica les hace explorar, si acaso, nuevas vías de negocios. El resultado es el mismo, las empresas familiares tradicionales cerrarán sin relevo y las plantillas quedarán en paro.

Envejecimiento global: adaptarse o empobrecer

Pixabay

Latinoamérica, EE.UU, Europa y el mundo están envejeciendo. Cada vez hay menos nacimientos y las personas son más longevas lo que provocará serios problemas en el mantenimiento del sistema de pensiones. 

Según los cálculos de Naciones Unidas, en 2050, Cuba será el noveno país más envejecido del mundo. El cubano promedio tendrá 51,8 años y el 40% de la población superaría los 60 años. 

Para sostener el sistema solo habrá dos opciones, resignarse a un crecimiento económico menor y recortar las pensiones o aumentar la edad de jubilación y hacer el trabajo más productivo. 

A pesar de ser un líder en I+D+I, Japón no logra enderezar su economía y crecer, el motivo podría ser el envejecimiento de la población -el 30% supera los 60 años de edad-. 

Pixabay

Varios países han aumentado la edad de jubilación en los últimos años, adelantándose a los problemas económicos que pudieran llegar. Sin embargo, estas medidas no serán suficiente si el “tsunami plateado” provoca el cierre de millones de pequeñas empresas y negocios familiares, mandando al paro a sus trabajadores y mermando aún más las cotizaciones a la seguridad social. 

Salvar estos negocios puede ser clave para evitar el empobrecimiento global. Para ello, se proponen que los gobiernos aprueben una serie de ayudas y ventajas fiscales que incentiven la compraventa de estos negocios a los trabajadores, ya fuese individualmente o de forma cooperativa. 

Y tú, ¿habías pensado en este cambio demográfico y cómo se nos viene encima? ¿Conoces a alguien que ya haya sufrido los efectos del tsunami plateado? Cuéntanos en los comentarios. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote