in

Que no te engañen: beber “una copita de vino al día” no es bueno

Cuántas veces habremos oído este consejo: “una copita de vino es buena para el corazón”. Hasta en los telediarios. Cada cierto tiempo, un estudio revela que beber vino o cerveza tiene efectos positivos en nuestra salud cardiovascular.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea y revistas científicas serias como British Medical Journal, BMC Public Health o Journal of Studies on Alcohol and Drugs llevan años demostrando lo contrario.

Y es que el alcohol, por moderado que sea su consumo, está relacionado no solo con el desarrollo de más de 200 enfermedades entre las que figuran algunos tipos de cáncer o relacionadas con el hígado, sino también con una gran cantidad de patologías cardiovasculares.

Este es el tema que trata Julio Basulto en la charla TEDx que os dejo más abajo, un vídeo donde el nutricionista aclara muchos conceptos erróneos asociados al consumo de bebidas de baja graduación.

¿El principal? El extendido mensaje de que el vino, en cantidades modestas, no solo no es malo, sino que es beneficioso para nuestra salud. Cuestionando la rigurosidad y veracidad de los estudios que afirman esto, Basulto nos da algunas claves para que entendamos que, por mucho que queramos, el vino y la cerveza no alargan nuestra vida.

Mejor te lo explica él, pero puedes consultar enlaces a todos los estudios en la transcripción de la charla.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote