Tendemos a asociar a los ladrones con “gente de mal vivir” que acecha nuestros despistes para hacer suyo aquellos efectos personales que no hayamos tenido la precaución de guardar como es debido.

¿Pero qué ocurre cuando el ladrón no es el típico del estereotipo y en su lugar son dos señoras normales que deben rondar los 50 años?.

Quizá por ello estas dos señoras pensaron que nadie les diría nada, pero cuando estaban llevando a cabo su plan fueron descubiertas con las manos en la masa. ¿La reacción? Fingir que se han equivocado y atacar posteriormente cuando se han visto acorraladas ante las excusas. Por suerte, el propietario de aquello que intentaban robar las grabó para su vergüenza, y el video lleva ya millones de visitas de todo el mundo…

Original:

Flicky Rich

Publicado en Miscelánea