Aprende a hacer los auténticos cannolis sicilianos en esta receta sin gluten

Publicado 9 enero, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
cannolis
PUBLICIDAD

Hay lugares que, además de su interés turístico, brillan por su gastronomía. La isla de Sicilia es uno de ellos y su postre por excelencia: los cannolis. Quienes hemos tenido la suerte de probarlos sabemos que son un verdadero éxtasis para el paladar, pero también muy calóricos y no aptos para todos los estómagos.

Por ello, cuando vimos la receta de cannoli sin gluten libre de lácteos, publicada en el sitio web Healthytasteoflife, no hemos podido resistir la tentación de compartirla con nuestros fieles lectores.

No obstante, antes de enumerar ingredientes y ver cómo se hacen, nos gustaría recalcar que estos cannolis están hechos con ingredientes sin gluten, libres de lactosa, azúcares refinados y, en lugar de freírlos, se optó por un horneado.

Por tanto, se convierten en un postre de los más healthy que, seguramente, vendrá de perlas después de las navidades. Comencemos:

Ingredientes para la preparación de Cannolis

Cannolis:

  1. 1/2 taza de harina de arroz blanco
  2. 1/3 taza de harina de arroz integral
  3. 1/3 taza de harina de yuca
  4. 2 cucharadas de semillas de lino dorado – molidas
  5. 2 cucharadas de leche de coco en polvo
  6. 2 cucharadas de azúcar de arce – o azúcar normal
  7. 1/4 cucharadita de canela
  8. 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  9. 1/6 cucharadita de sal marina
  10. 2 cucharadas de mantequilla de Miyoko – o mantequilla vegana, fría
  11. 1 huevo mediano
  12. 2 cucharadas de leche de almendras – fría
  13. 1 cucharadita de vinagre de manzana
  14. 1 huevo pequeño – para pintar
  15. 3 cucharadas de aceite de aguacate – u otro aceite para engrasar los moldes de los cannoli y la mesa

Relleno sin lácteos:

  1. 5 yemas de huevo – grandes
  2. 3/4 taza de leche de coco en lata
  3. 3/4 taza de leche de almendras
  4. 1/2 taza de azúcar de arce – o azúcar normal, o una pizca de stevia
  5. 3 cucharadas de almidón de arrurruz
  6. pizca de sal
  7. 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  8. 4 cucharadas de mantequilla de Miyoko – o mantequilla vegana, fría

Materiales e indicaciones para elaborar cannolis

Para lograr la forma de los cannolis necesitaréis un molde que, básicamente, no es más que un tubo hueco de aproximadamente una pulgada de diámetro y 5 pulgadas y media de largo. Podéis encontrarlos aquí, o utilizar cualquier cosa que tengáis en casa que cumpla con esas medidas. Como, por ejemplo, unos tubos de bambú.

La masa, para se extendida adecuadamente una vez la saquemos del procesador de alimentos, requiere un rodillo. Asimismo, para cortarla en porciones necesitaremos un molde redondo para galletas; unas varillas, o un tenedor, para darles forma y una brocha para pintar con las yemas. También necesitarás unas pinzas, como las de las cubiteras, para poder retirar los cannolis al sacarlos del horno sin quemarnos.

Cómo hacer la masa de los cannolis

  1. Combina todos los ingredientes secos en el procesador de alimentos. Después agrega la mantequilla fría, el huevo, la leche y el vinagre de manzana. Mézclalos con el procesador. Transfiere la masa a una superficie limpia y amasa hasta que esté completamente lisa.
  2. Deja reposar la masa durante 10 min., para obtener una textura firme pero tierna. Mantén siempre la masa envuelta o la exposición al aire la secará y hará que se desmorone demasiado.
  3. Precalienta el horno a 200ºC.
  4. Divide la masa por la mitad. Vuelve a envolver la mitad sobrante y aplana la otra con la palma de la mano. Engrasa la superficie con una cucharadita de aceite y extiende la masa hasta dejarla lo más delgada posible, aproximadamente de 4 milímetros de espesor.
  5. Utiliza el cortador de galletas, de unos 9 cm de diámetro. Recoge los restos y envuélvelos para volver a enrollarlos más tarde.
  6. Si los recortes de masa se adhieren a la mesa, usa un cuchillo para despegarlas. Rueda los círculos alrededor del molde de cannoli ligeramente engrasados. Ruédalos hasta que el punto opuesto se superponga. Presiona para asegurarte de que están sellados. Si se agrietan, no pasa nada, utiliza los dedos para arreglarlo. Después, pasa el molde para cannolis por la mesa, a modo de rodillo; esto ayudará a suavizar las irregularidades y hará que adquieran más delgadez.
  7. Para crear algunos patrones, presiona las varillas de metal mientras giras el molde, aunque este es un paso opcional.
  8. Cepilla la superficie de los cannolis con el huevo ligeramente batido, para darles un bonito color dorado durante el horneado. Repite el proceso con los tubos de cannoli restantes.
  9. Coloca todos los tubos de cannoli en una bandeja para hornear y hornea a 200ºC durante 15 minutos.
  10. Sácalos del horno y déjalos enfriar durante 1 minuto. De este modo liberarán algo de vapor y será más fácil sacarlos del tubo. Usa las pinzas de metal para sostener el tubo y, con la otra mano, desliza cuidadosamente la cubierta del cannoli fuera del tubo. Deja que los tubos se enfríen completamente antes de volver a usarlos.
  11. Continúa hasta que hayas horneado todas las cubiertas de cannoli y, antes de rellenarlos, asegúrate de que están completamente fríos.

Cómo hacer el relleno de los cannolis

  1. Agrega la leche vegetal en una cacerola. Calienta la leche a fuego medio alto y llévala a fuego lento, pero asegúrate de que no hierva.
  2. Mientras se calienta la leche, echa el azúcar de arce, las yemas de huevo, el almidón de arrurruz y la sal en un tazón. Batir (podéis usar la batidora) hasta obtener una mezcla suave. Agrega la esencia de vainilla.
  3. Tan pronto como la leche empiece a hervir, retírala del fuego. Separa aproximadamente la mitad de la leche caliente y viértela lentamente en la mezcla de huevo, batiendo constantemente para templarla. Después agrega la mezcla de huevo a la leche caliente restante en la cacerola.
  4. Continúa batiendo vigorosamente a fuego medio, hasta que comience a espesarse. Esto debería llevarte alrededor de 2-3 minutos.
  5. Continúa hasta que comience a liberar burbujas. Baja el fuego entonces al mínimo y cocina durante 1-2 minutos más. Retirar del fuego y agregar la mantequilla. Batir la mantequilla, hasta que esté completamente mezclada. Advertencia: No cocines la mezcla demasiado, ya que puede cuajarse y separarse.
  6. Vierte la crema en un tazón limpio, deja que se enfríe durante unos minutos y luego cúbrela con una envoltura de plástico. Asegúrate de que la envoltura de plástico toca toda la superficie, para que no se forme una piel. Después refrigera hasta que se enfríe. La mezcla puede aguantar hasta 5 días en la nevera, por si decidís hacerla previamente.

Cómo montar los cannolis

Coloca la crema del relleno dentro de una manga pastelera y rellena los cannolis. Después puedes decorar los extremos con virutas de chocolate sin lactosa y, como toque final, añadir un poco de azúcar en polvo por la superficie, aunque para esta receta se utilizó fruta liofilizada, más concretamente, mango liofilizado.

¡Ya nos contaréis cómo os han salido! Bon apetît 😀

Vía: Healthytasteoflife, traducción y adaptación por La Voz del Muro.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.