in

Te enseñamos a hacer mandalas en piedras: la actividad que te relajará y te ayudará a concentrarte

Desde hace décadas, muchos seguidores y practicantes de la filosofía mindfulness utilizan los mandalas como herramienta de meditación. Como bien sabréis, los mandalas son dibujos con motivos geométricos y florales que deben ser coloreados. De esta forma, nuestra atención se centra en la elección de los colores y en los trazos, disfrutando del momento y produciendo un estado de relajación mental. En este enlace podréis imprimir una gran variedad de mandalas para que vayáis practicando.

Sin embargo, la superficie donde pintamos los mandalas no tiene por qué ser de papel. Una artista ha adquirido cierta fama a través de Etsy pintándolos en piedras, y hemos de decir que el resultado es espectacular. Mirad:

Sus creaciones están realizadas con pinturas acrílicas de vivos colores 

Para elaborar los intrincados patrones la artista utiliza pinceles especiales, aunque realmente podéis usar otros utensilios que os sirvan y tengáis a mano

Una forma de relajarse y decorar al mismo tiempo ya que, una vez terminadas, podréis adornar con ellas cualquier rincón de la casa

Ahora veamos cómo podéis pintar vuestros propios mandalas en piedras y qué es lo que vais a necesitar:

Herramientas

  • Piedras pulidas o desgastadas
  • Pinturas acrílicas de los colores que más te gusten
  • Pinceles sintéticos
  • Pinceles para decorar y plumas para hacer puntos sobre las uñas 

Cómo se hace

Bien, cuando tengáis los materiales que vayáis a utilizar preparados solo queda ponerse manos a la obra. A modo de recomendación, os aconsejo que coloquéis un papel de periódico sobre la superficie que hayáis escogido para pintar. 

Comienza pintando el centro de la piedra, con espirales, puntitos o los motivos que más te gusten

Después ve agregándole otras formas simétricas para ir haciendo el mandala cada vez más grande, siempre respetando los motivos florales a ser posible

Sin darte apenas cuenta, mientras te sumes en un estado de relajación asombroso, tu mandala irá tomando forma










Cualquier utensilio que te permita hacer las formas que quieras, mojándolo previamente en la pintura acrílica, servirá

El resultado puede ser espectacular, ¡solo tienes que echarle un poco de imaginación!

Recuerda que en lugar de usar solo pintura blanca, puedes utilizar tantos colores como quieras y crear piedras tan preciosas como las que hemos visto al principio del artículo. A continuación te dejamos con el vídeo que recoge el proceso completo del ejemplo:

Estamos deseando ver vuestras creaciones, así que ¿a qué esperáis para poneros manos a la obra?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote