Sale a la luz cómo Robin Williams aprovechaba su fama para ayudar a la gente

Publicado 24 febrero, 2020 por Javier Escribano
robin-williams
PUBLICIDAD

Cuando en agosto de 2014 Robin Williams nos dejaba, el mundo del entretenimiento perdió uno de sus rostros más queridos. El cómico y actor de películas como El Indomable Will Hunting o Señora Doubtfire era también un reconocido filántropo, que dedicó buena parte de su carrera a campañas para ayudar a los demás.

Fundó, junto a Whoopi Goldberg y Billy Crystal, la gala benéfica Comic Relief destinada a recaudar dinero para personas sin hogar. También colaboró habitualmente con USO, una organización que prepara espectáculos y actividades para levantar la moral de las tropas (casi como si replicara su papel en la película Good Morning, Vietnam en la vida real).

Una historia inédita

Pocos días después de la desagradable noticia, Brian Lord, presidente de una asociación organizadora de eventos, compartió en su blog una historia que demostraba hasta qué punto llegaba la generosidad de Williams. En una ocasión, Lord contactó con el agente de Robin para participar en un evento. Aunque no llegó a suceder, Lord sí que recibió el rider de Williams. En el argot del mundo del espectáculo, un rider es la lista de exigencias y necesidades que un artista o banda requiere para actuar en un local.

Generalmente, tienen que ver con facilidades de acomodación (dietas, camerinos) así como técnicos (equipos de sonido, iluminación…). Se dice que la banda Van Halen exigía expresamente un bol de M&Ms marrones como garantía de que los organizadores habían estudiado al detalle el rider, de lo contrario se negarían a actuar en esas condiciones.

Las condiciones que ponía Robin Williams a quien quisiera contratarle

Bueno, el caso. Según cuenta Lord, el rider de Williams contenía algo que no se había encontrado nunca antes. El actor demandaba que, para aceptar a participar en dicho evento (o rodaje), la organización tenía que contratar un cierto número de personas desfavorecidas.

De esa forma, el actor se aseguraba de que su influencia servía para que otras personas sin tantas oportunidades pudieran trabajar, aunque fuera al menos de forma personal. Solo podemos esperar que, a raíz de esta experiencia, algunas de esas personas consiguieran un puesto fijo, y que algunas de las productoras continuaran esa práctica en futuros proyectos.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.