El rotor: la peligrosa atracción que terminó desapareciendo de los parques de atracciones

Publicado 31 julio, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
rotor
PUBLICIDAD

Actualmente una atracción debe cumplir un gran número de requisitos para poder ponerse en funcionamiento. Sobre todo en cuanto a las medidas de seguridad, las cuales, afortunadamente, suelen ser bastante estrictas.

Sin embargo, esto no era lo que ocurría en los años 50. De hecho, con los años, fueron cerrándose atracciones debido a su peligrosidad por accidentes, o por no poder mantener la integridad física de los pasajeros plenamente intacta. Menos mal que tomamos consciencia. Hoy, no obstante, queríamos mostraros una atracción que se hizo muy popular a mediados del siglo pasado, pero que terminó cayendo en desuso precisamente por su alta peligrosidad.

El Human Spinning Rotor, o simplemente «El Rotor», fue inventado por el científico alemán Ernst Hoffmeister, quien recibió el apoyo financiero faltante del empresario Carl Friese. Juntos pusieron en marcha el primer Rotor en Alemania Occidental, concretamente en el Oktoberfest de 1949.

Pasajeros en el Rotor del Parque Kennywood, cerca de Pittsburgh, en 1955

gente montada en el Rotor

Library of Congress / New York State Museum

A principios los 50, Mark Myers compró los derechos de fabricación del rotor en Reino Unido, estrenando su primera atracción en el Festival Pleasure Gardens, en Battersea Park, que fue parte del Festival de Gran Bretaña en 1951. A partir de entonces, el rotor se popularizó en las ferias en el resto de Europa y América durante las décadas de 1950 y 1960.

Cada viaje podía acomodar hasta 30 buscadores de emociones

primeros parques de atracciones

Library of Congress / New York State Museum

Paseo en el rotor de Coney Island, cuando los paseos eran divertidos y peligrosos

parque de atracciones antiguo

Library of Congress / New York State Museum

El concepto del rotor era bastante simple. Los pasajeros se apoyaban sobre las paredes, las cuales empezaban a girar frenéticamente. Esto hacía que los pasajeros se elevasen de suelo y quedaran atrapados por la fuerza centrífuga

atracción antigua

Library of Congress / New York State Museum

Al final del viaje, el tambor se ralentizaba y la gravedad se hacía cargo del resto. Si te estás preguntando cómo algunas personas terminaban del revés, es probable que estuvieran haciendo posturas raras cuando el barril comenzaba a girar. Recordemos que esto era en la década de 1950, cuando a nadie le importaban las normas de seguridad.

Aunque Hoffmeister fue el diseñador, la mayoría de los rotores se construyeron bajo licencia

atracciones peligrosas

Library of Congress / New York State Museum

Algo muy curioso del Rotor era un área de visualización para los que no viajaban

fotos antiguas parques atracciones

Library of Congress / New York State Museum

Una característica única que haría que acudiesen más espectadores que pasajeros. De hecho, cobraban por ambas.

Otra versión del Rotor Ride

gente divirtiéndose en parque de atracciones

Library of Congress / New York State Museum

El paseo en el rotor de Coney Island fue retirado después de un terrible accidente que hirió a 13 personas

rotor

Library of Congress / New York State Museum

Los niños se ven felices, pero puede que las madres no lo estuvieran tanto

niños atracción

Library of Congress / New York State Museum

El viaje en rotor era divertido hasta que el mocasín de alguien salía volando o, peor aún, hasta que alguien se mareaba lo suficiente como para lanzar su almuerzo a la multitud. Además, la fuerza a la que giraba el tambor supuestamente dificultaba la respiración. Con todos estos problemas, el Rotor Ride fue saliendo lentamente de la escena de los parques de atracciones a partir de finales de la década de 1970.

Otra versión del Rotor Ride.

atracción antigua niños

Library of Congress / New York State Museum

Sin embargo, varios rotores estuvieron funcionando tiempo después. Un ejemplo de ello fue el instalado en Hersheypark en 1970, el cual estuvo funcionando hasta 1994. No obstante, pocos rotores funcionan hoy.

Si te gustan estos temas, tienes que conocer la historia del hombre que construyó él solo un parque de atracciones.

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.