8 cosas que tendrás que sacrificar para ser feliz

Publicado 25 mayo, 2020 por Vanessa P.
sacrificios-ser-feliz
PUBLICIDAD

Lo natural en el ser humano es intentar ser cada vez más felices y estar cada vez más sanos y conectados con nosotros mismos y con los demás. Para conseguir esto, muchas veces tenemos que dejar atrás a personas, hábitos, e incluso todo lo que conocíamos hasta entonces para empezar de cero en otro lugar. Llegar a ser feliz no es fácil, pero tampoco es imposible. En la mayoría de los casos, se basa en deshacernos de cargas que nos causan estrés y tristeza, y sustituirlas por buenos hábitos y pensamientos. A continuación, te mostramos 10 cosas que tendrás que sacrificar en el camino a ser feliz.

perro triste con manta

1. Deja de pretender tener la razón siempre

La necesidad de tener la razón siempre nace de la falta de autoaceptación, por lo general. No necesitas del reconocimiento de otros para estar bien contigo mismo. Quizás cada uno tenga una parte de razón, haya veces en las que estés en lo correcto, y haya veces en las que estés completamente equivocado. Esto está bien, no necesitas llevar cada discusión a lo personal. Desde Psicoadvisor nos recomiendan preguntarnos: ¿Vale la pena tener la razón siempre o es mejor mantenerse tranquilo?

2. Controlarlo todo no trae la felicidad

Para poder ser feliz, tendrás que renunciar a querer controlarlo todo. Tratar de crear un ambiente completamente seguro a nuestro alrededor termina siendo poco saludable. El mundo es lo que es, y eso está bien. Tener paz interior hará que no necesites de elementos externos para poder estar bien y ser feliz.

persona infeliz

3. Tu pasado no te deja ser feliz

Muchas personas se anclan en el pasado por miedo a enfrentarse al presente y al futuro. Es un mecanismo que nos limita emocionalmente sin que nos demos cuenta, y nos aleja de la felicidad. Está bien admitir que nuestras experiencias pasadas nos han dejado marca, pero estas no van a irse si no trabajamos en ellas y sobre todo si seguimos alimentándolas.

4. No intentes cambiar a los demás

Aprende a aceptar y perdonar a los demás, además de a ti mismo, claro. La familia, por ejemplo, no se elige. Tus padres son como son, y tendrás que aceptarlos, porque todos somos humanos y no somos perfectos. En cuanto a las personas que sí eliges, como tu pareja o amigos, te recomendamos que no les veas como personas a las que cambiar. No elijas una pareja pensando en que cambiará su manera de ser y te ahorrarás muchos problemas y preocupaciones.

encontrar la felicidad sacrificios

5. Ser feliz no se basa en complacer a otros

Vivir tu vida por y para los demás no te hará ser feliz, ni de lejos. Cuando intentamos complacer continuamente a otras personas, dejamos de pensar en nosotros mismos y en nuestras necesidades. Estamos tan ocupados haciendo las cosas para que los demás nos apremien que terminamos perdiendo la energía e incluso viviendo una vida que no queremos vivir. Céntrate en ti mismo, y en lo que quieres hacer. Tu vida es solo tuya.

6. Trabajar en exceso es poco inteligente

Para poder mantener una estabilidad económica y sentirnos satisfechos, solemos necesitar trabajar. Eso no significa que trabajar tenga que convertirse en el motivo alrededor del cual gira nuestra vida, como bien dice Medium. Debemos poner en una balanza si realmente estamos trabajando en algo que vale la pena, que nos gusta y que nos hará conseguir lo que queremos tener. Esforzarse demasiado en algo que no nos trae resultados es malgastar tiempo de manera poco inteligente, y no nos hace felices. Tiempo que podríamos dedicar a la familia, los amigos, y a otras cosas también importantes.

ser feliz

7. Para ser feliz deja de tener miedo al cambio

El cambio es una de las pocas constantes que tenemos en la vida. Es casi imposible encontrar algo que sea permanente, así que lo mejor para ser feliz es aceptar que las cosas van a cambiar y que esto es una oportunidad para aprender y crecer como persona. Podrás ser feliz siempre y cuando interiorices que todo lo que necesitas está dentro de ti, y que a lo demás te tendrás que ir adaptando.

8. ¿Tienes la necesidad de ser especial?

Para vivir una vida feliz necesitamos desprendernos de la necesidad de sentirnos especiales. No necesitamos ser reconocidos, apreciados o comprendidos por todo el mundo en todo momento. Si te relajas, te darás cuenta de que sentirse como una persona más en un mundo lleno de ellas no está mal. Dejarás de perseguir el amor y de intentar impresionar a los demás, y pasarás a hacer lo que te gusta de la manera en la que quieres hacerlo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...