Esta señora de 73 años pierde más de 50 kilos siguiendo las lecciones de yoga de su hija

Publicado 16 marzo, 2020 por Olivia Martin
senora-yopga
PUBLICIDAD

Esta es Joan MacDonald, una canadiense de 73 años que estuvo lidiando con la presión arterial alta, reflujo, un edema en los tobillos, artritis y dificultades para subir y bajar escaleras. Todo hasta que decidió cambiar a un estilo de vida más saludable.

Todo comenzó en enero de 2017 cuando nuestra protagonista había alcanzado los 90 kilos de peso, no se encontraba bien de salud y estaba cansada de su aspecto. En pocos meses de duro trabajo físico y mental, abandonó el sobrepeso y se convirtió en una figura motivadora de las redes sociales y en un verdadero modelo de estado físico de la tercera edad.

Su hija ha sido el motor del cambio 

Su fiel motivadora fue su hija Michelle, practicante experta de yoga y chef profesional. Esta se percató que el camino por el que iba su madre terminaría muy mal. Gracias a su ayuda, Joan comenzó a tomar lecciones de yoga, caminar mucho y reforzar sus músculos levantando pesas. Se apuntó en el gimnasio, compró una báscula de comida, una cinta métrica y se puse a trabajar.

¿Cómo ha conseguido tanto en tan poco?

Llegar a una avanzada edad no es sinónimo de quedarse tecnológicamente obsoletos y Macdonald es un ejemplo claro de ello. Para alcanzar el peso ideal se apuntó, motivada y junto a su hija, en un programa de adelgazamiento online utilizando diversas aplicaciones tanto de deporte como de comida.

joan 10










trainwithjoan

Hoy, menos de tres años después, con el apoyo y la orientación de su hija y el resto de mujeres que pasaban por lo mismo que ella ha perdido más de 50 kilos. Aprendió incluso a usar un iphone por primera vez en su vida.

«No importa si los cambios son lentos, sino que duren el resto de mi vida»

Ese es su lema, quien no ha estado tan segura de otro proyecto en su vida. A medida que pasaban los meses, asegura Joan, pudo ver que todo cambiaba, que el peso y las pulgadas caían y que todo el esfuerzo estaba valiendo la pena. Su confianza en el gimnasio creció y estaba cada vez más animada.

Ahora lleva tres años de evolución y es una mujer totalmente diferente. Esta nueva forma de vida le ha permitido conocer y ayudar a muchos otros a hacer lo mismo. En la actualidad es incluso una verdadera celebridad en Instagram, una plataforma decisiva para que pudiera explicar su transición​

MacDonald sabe de primera mano que los cambios no son fáciles, pero valen la pena. Anima y espera que su historia brinde la suficiente confianza para que todos aquellos que quieran cambiar, den el paso al frente. Porque también pueden hacerlo.

Por eso, cuando su hija la animó a seguir un plan de transformación, no se lo pensó. Ahora solo hay que verla y comprender cuánto ha funcionado. Los cambios, aunque muchas veces dan miedo, son buenos.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.