Sigiriya: la fortaleza considerada como la octava maravilla del mundo

Publicado 11 agosto, 2020 por Pablo Carrera
sirigiya-roca-del-leon
PUBLICIDAD

Nuestro planeta oculta lugares mágicos en los rincones más inesperados. Cuando llegas, tu curiosidad se dispara y no puedes dejar de imaginar lo imponentes que fueron en otros tiempos. Hoy queremos acercarte a Sigiriya, la curiosa historia de la fortaleza de roca milenaria de Sri Lanka.

Acércate con nosotros a una de las joyas de Asia del Sur:

Bienvenidos a la Roca del León

Se trata de un conjunto arqueológico del siglo V. Está ubicado en Sri Lanka, en la provincia Central, distrito de Matale. Allí descansan los restos de un palacio, un monasterio y construcciones varias. Todo ello está erigido sobre una gran piedra llamada la Roca del León.

Hoy en día, Sigiriya está considerada como la octava maravilla del mundo y mucha gente viaja hasta este país únicamente para visitarla.

Además, estamos ante un espectáculo de la naturaleza, puesto que la fortaleza se asienta sobre los restos de un volcán extinto. El cuello volcánico que rodea el conjunto eleva su punto más alto a trescientos setenta metros sobre el nivel del mar.

El yacimiento se conoce como Roca del León, debido a las dos estructuras con forma de garras que protegen la entrada a las ruinas. Los habitantes locales afirman que, antes de que el clima hiciera de las suyas, había que atravesar la boca abierta del animal para poder llegar al interior.

Actualmente solamente se conservan las garras. El nivel de detalle con el que fueron construidas, y la atmósfera mágica que envuelve la zona hace que sea fácil imaginar el aspecto de sus días de mayor esplendor.

Un lugar con mucha historia

El palacio fue construido en la segunda mitad del siglo V por el rey Kasyapa, que después de traicionar a su padre, le arrebató el trono a su medio hermano Mogalla. Al parecer, Kasyapa era hijo de una concubina y no tenía derechos sucesorios, claro que esto no supuso un impedimento para él.

Años más tarde, Mogalla regresó a la fortaleza seguido de un poderoso ejército. Ganó la batalla y recuperó el trono al tiempo que su hermano se atravesaba con su propia espada.

No obstante, se sabe que Sigiriya había estado habitada con anterioridad. Los arqueólogos aseguran que desde la prehistoria.

Fue un monasterio budista desde el siglo III, con túneles y cuevas excavadas por los propios monjes. Luego de la batalla entre los dos hermanos, el complejo retomó su función de espacio para la meditación y la fe.

Finalmente, en el siglo XIV fue abandonado, permaneciendo oculto y olvidado durante varios cientos de años. En 1908, el explorador británico John Still encontró las ruinas e investigó su origen.

Un ejemplo de planificación urbana en la antigüedad

Las sorpresas que rodean esta maravilla del mundo antiguo non se limitan a su paisaje natural o sus batallas, Sigiriya está llena de cosas asombrosas.

Es uno de los ejemplos mejor conservados de lo que se entendía por planificación urbanística en otras épocas. Todos sus canales, calles y fuentes están conectados entre sí formando un entramado asombrosamente complejo.

Cuenta con un sistema hidráulico, canales, lagos, presas y bombas de agua que se recargan durante la temporada de lluvias. Es un engranaje perfecto.

En el interior de la roca, en su cara occidental, podemos encontrar numerosos frescos que en otro tiempo habrían cubierto la mayor parte de la estancia.

Se trata de una zona de ciento cuarenta metros de largo por cuarenta de alto y conforma uno de los murales más grandes pintados en el pasado.

Asombra también la llamada Pared de los espejos. Originalmente estaba tan pulida que el rey podía verse reflejado en ella. Está construida con mampostería de ladrillo y cubierta con yeso blanco muy pulido.

Ahora la pared está parcialmente cubierta con versos escritos en ella desde el siglo VIII. Dado el número de visitantes que recibe en la actualidad, se ha prohibido escribir en ella para proteger los más antiguos.

Esta fortaleza milenaria ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es un importante destino turístico.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...