in

Si padeces acidez más de dos veces por semana, esto te interesa

El reflujo a menudo es asociado con la acidez estomacal, pero lo cierto es que si padecéis acidez más de dos veces por semana, en realidad estaréis sufriendo la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Desde WebMD explican que el reflujo, o ERGE, es causado cuando el ácido sube al esófago -muchas veces debido a que el esfínter esofágico inferior (el músculo de la parte inferior del esófago) no se cierra correctamente-, causando sensación de ardor.

De acuerdo con eMedicineHealth, el reflujo afecta al 20% de la sociedad estadounidense. Si bien la acidez ocasional es normal, si se experimenta a menudo, podría tratarse de reflujo u otra condición aún peor, por lo que en este caso lo más importante es ponerse en contacto con el médico para que nos realicen las pruebas clínicas pertinentes. 

Causas

Una de las causas más comunes que provocan la enfermedad del reflujo gastroesofágico es una anormalidad estomacal conocida como hernia de hiato. Este tipo de hernia se produce cuando la parte superior del estómago -el esfínter esofágico inferior, que normalmente evita que el ácido llegue a la garganta- permite el paso al ácido, provocando sensación de ardor. Pero el reflujo también puede ser causado por:

  • El consumo de comidas copiosas
  • Acostarse después de comer
  • El exceso de peso u obesidad
  • Comer en cantidad antes de irse a dormir
  • El consumo de alimentos tales como cítricos, tomate, chocolate, menta, ajo o cebolla, así como alimentos picantes o grasos
  • Consumo de alcohol, bebidas carbonatadas, café o té
  • Tabaquismo
  • Embarazo
  • Medicamentos como aspirina, ibuprofeno, relajantes musculares o para regular la tensión arterial

Síntomas

Los síntomas más comunes del reflujo, de acuerdo con WebMD, son el ardor de estómago y la regurgitación. La acidez es la sensación de ardor en el estómago o en la garganta, provocada por un exceso de ácido en el estómago, mientras que la regurgitación es el derrame o devolución suave de los contenidos estomacales hacia arriba y fuera de la boca, que en ocasiones viene acompañada por un eructo. Ninguno de estos síntomas es agradable, pero ambos son posiblemente un indicativo de padecer reflujo si se experimentan frecuentemente.

Si se padece la enfermedad del reflujo ácido, otros síntomas pueden ser: 

  • Hinchazón
  • Heces con sangre o negras
  • Vómitos con sangrado
  • Eructos constantes
  • Disfagia – estrechamiento del esófago, que hace provoca sensación de atoramiento en la garganta
  • Hipo que no desaparece
  • Náuseas
  • Pérdidas de peso inexplicables
  • Sibilancias, tos seca, ronquera, faringitis o dolor de garganta constante

Tratamiento

Si experimentáis estos síntomas más de dos veces por semana, o que comienzan a interferir frecuentemente en su vida y hábitos de sueño, debéis consultar a un especialista. Muchas veces, el reflujo ácido puede tratarse siguiendo diversos hábitos tales como: 

  • No acostarse, dormir o agacharse después de una comida
  • Elevación de la cabeza al dormir
  • Comer por lo menos dos o tres horas antes de acostarse
  • Dormir reclinado durante las siestas diurnas
  • Bajar de peso si fuera necesario
  • Evitar los cinturones apretados
  • Dejar de fumar
  • Evitar alimentos picantes, cebollas, cítricos, tomate (y comidas que lleven salsa de tomate), fritos, grasas, menta, chocolate, alcohol, bebidas con gas, café y otras bebidas con cafeína.
  • Evitar comidas copiosas y grasas

Además, el médico también puede recetarnos diversos medicamentos para tratar de combatir el reflujo gastroesofágico, para prevenirlo o incluso para reducir el ácido estomacal. Es de vital importancia poner al corriente al médico sobre los hábitos y el estilo de vida que llevamos, así como los síntomas exactos para que pueda determinar qué tratamiento es el más adecuado.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote