Si eres capaz de crear este sonido voluntario con el oído, siéntete afortunado. Eres uno entre miles

Publicado 4 marzo, 2020 por Olivia Martin
sonido-oidos
PUBLICIDAD

Cuando bostezas o toses, ¿sientes en los oídos una especie de zumbido, o como si los tuvieses taponados? Esto ocurre cuando el tensor del tímpano, un músculo ubicado en el tubo auditivo, se contrae.

¿Puedes incluso escucharlo a voluntad sin tener que abrir la boca? Si eres capaz de producir este sonido contrayendo el tensor del tímpano sin ninguna ayuda extra, enhorabuena. Siéntete privilegiado, y quizás especial, porque solo un número muy reducido de personas en el mundo pueden crear ruidos dentro de sus oídos.

timpano

pixabay.com

Este músculo, también conocido como mayo (martillo), se localiza en la caja timpánica y cuya contracción protege el oído interno de los ruidos intensos y súbitos que pueden causar lesiones. ​Lo que escuchas cuando abres mucho la boca es el sonido de tu propio tensor del tímpano contrayéndose. Esto lo hace impidiendo que el hueso malleus vibre demasiado. Su mal funcionamiento produce algunos casos de tinitus o zumbido en los oídos cuando nos exponemos a sonidos demasiado fuertes.

Escuchar este zumbido sin necesidad de abrir la boca o taparse la nariz es, sin duda, una habilidad que no todas las personas tienen. Cierto es que la mayoría tenemos el control de nuestros músculos, pero hay quien no sabe moverlos. De la misma manera que unos pueden controlar el tensor del tímpano, otros pueden mover las orejas, las rodillas, o solo una ceja.

Esto no es un descubrimiento nuevo, es una realidad que se conoce desde 1884. Pero se ha vuelto a destapar tras una publicación en Twitter de un ingeniero italiano. 

Contraer este músculo produce vibración y un sonido al que generalmente se le describe como retumbante. Algunos lo describen como sonido sordo y otros como un trueno.

ruido

pixabay.com

Las personas que poseen este “superpoder” lo utilizan, entre otras cosas para:

  • Silenciar a todos lo que intentan hacer spoiler de cine.
  •  Amortiguar los ruidos muy altos.
  • Reducir el volumen sonoro percibido de los altavoces, por ejemplo.
  • Protegernos de los ruidos que aumentan de manera precipitada.
  • Una vez contraemos este músculo tensor y no hay sonidos fuertes que disminuir, es cuando se producen las vibraciones y sonidos propios.

Pero, ¿para qué sirve el tensor del tímpano exactamente?

Este músculo tiene un papel importante en nuestra audición. Entre todas sus funciones destacan dos. La de filtrar las frecuencias graves para dejarnos escuchar con más claridad las agudas, y la de contraerse ligeramente para enmascarar los sonidos internos de nuestro propio organismo cuando masticamos, tosemos, bostezamos o hablamos.

El tensor del tímpano es responsable de que no nos quedemos sordos con el sonido de nuestra propia tos o estornudos.

toser

pixabay.com

Estas son un de esas curiosidades sobre el cuerpo humano que no nos ayudarán en la vida diaria pero que son maravillosas de conocer. Si nunca habías oído hablar de esto y te has quedado dándole vueltas en la cabeza, no lo dudes. Cuando bosteces comprueba, si no lo has hecho ya, esa vibración que se produce. Luego tensa los músculos de la cara con la boca cerrada e intenta mover a voluntad tu tensor del tímpano a ver si eres capaz. 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.