Suculentas conejo: la adorable planta que todos quieren tener en su escritorio

Publicado 16 diciembre, 2020 por Elena
suculentas-conejo
PUBLICIDAD

Hay quienes son más de plantas que de animales y, en los últimos meses ha empezado a crecer el número de personas que quiere aprender a cuidar plantas para decorar así sus pisos, añadiendo verde y frescor a la vida urbana. Unas de las plantas más sencillas de cuidar son las suculentas (o crasas), caracterizadas por almacenar grandes cantidades de agua en su interior, como el Aloe vera.

suculentas

La variedad de suculentas es enorme, desde las que se asemejan más a los clásicos cactus hasta otras de colores que recuerdan a flores, y, aunque en general son todas muy bonitas, hay un tipo en especial que es absolutamente adorable: la suculenta conejo.

Bunny Succulent, la planta más adorable y sencilla de cuidar

hojas orejas

@shajan_plant_journal en Instagram

Conocida técnicamente como Monilaria obconica, esta suculenta tiene la apariencia de orejitas de conejo saliendo de la maceta. Es una planta estacional de hoja caduca autóctona de Sudáfrica, que cuenta con tallo ancho y marrón que sobresale del suelo y a partir del cual empiezan a crecer brotes diferenciados, cada uno con su par de hojas simétricas de unos 10 milímetros de diámetro y hasta 10-15 centímetros de largo.

brotes planta

@bestproductsdotcom en Instagram

suculenta

@_kcactus en Instagram

Como hemos dicho, se trata de una planta de hoja caduca, así que con el tiempo perderá esas primeras hojas para dejar paso a otras dos nuevas. Las hojas están cubiertas por pequeñas células cristalinas que le ayudan a captar la humedad del ambiente, dándole además un aspecto peludo.

planta hojas

@bubbleteacreations en Instagram

Que sea una planta estacional significa que durante unos meses permanece inactiva, pareciendo incluso que ha muerto, y después se activa. Para la suculenta conejo el verano es el periodo de reposo y comienza a crecer en otoño e invierno, es decir, entre septiembre y marzo.

suculenta conejo

@mks.puri en Instagram

Durante la primavera, brotan unas flores blancas parecidas a las rosas, con tallos largos y filamentos de colores: naranja, morado o amarillo. Además, con los meses las hojas adquieren una tonalidad roja, especialmente si les da el sol, y acaban doblándose un poco, recordando a las orejas del famoso personaje Bugs Bunny.

¿Qué cuidados necesita una suculenta?

suculenta brotes

@eriot19 en Instagram

Si su aspecto ya hace que den ganas de tener una, cuando veas lo sencillo que es cuidar de una suculenta, sin duda vas a querer tener una o dos. Gracias a sus características, sobreviven bien en terrenos áridos donde no hay mucha agua, por lo que no necesitan apenas riego. También son resistentes al frío, pudiendo tolerar hasta temperaturas de -2ºC.

conejo suculenta

@_aimbackwards en Instagram

Crecen mejor en macetas estrechas e individuales, por lo que además no ocupan un gran espacio. Lo que sí es muy importante es que el sustrato donde estén creciendo tenga un buen drenaje y que la maceta tenga cierta altura para permitir a las raíces crecer sin problemas. En general, las suculentas no llevan bien ser trasplantadas, así que lo mejor es dejarlas tranquilas.

suculenta pequeña

@_pasiora en Instagram

En su mayoría las suculentas adoran los espacios bien soleados, pero en el caso de la Monilaria obconica es preferible que no reciba el sol directo ya que crece mejor a la sombra. De hecho en verano tiende a inclinarse hacia las zonas más frescas del ambiente en el que se encuentre.

Aunque hemos comentado que las suculentas apenas necesitan riego, esta especie en concreto necesita un riego regular solamente en invierno, su época de crecimiento. Es muy importante no pasarse con el riego, pues se pudren rápidamente. Es más fácil rescatar una suculenta por falta de riego que por exceso.

¡Quiero una Suculenta conejo ya!

planta pequeña

@mks.puri en Instagram

Puedes encontrar semillas en Amazon y en Etsy, donde además encontrarás semillas ya germinadas para que solo tengas que seguir cuidándola y viendo cómo crece. Otro punto a favor de la Bunny succulent es que sus semillas germinan en apenas 3 días, por lo que ni siquiera tendrás que esperar mucho para disfrutar de sus pequeños brotes si finalmente te decantas por comprar semillas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...