in

¿Sufres insomnio? Científicos descubren que podría ser un importante mecanismo de supervivencia

Si antes dormías como un bebé, pero con el paso de los años no logras dormir hasta bien entrada la madrugada, debes saber que tu insomnio no es por culpa del estrés o las preocupaciones, sino un mecanismo de supervivencia social.

Según las últimas investigaciones, realizadas por del departamento de Biología evolutiva de la Universidad de Duke, Carolina del Norte, la existencia de diferencias en los patrones de sueño según la edad es un mecanismo natural para asegurar que, en todo momento, haya por lo menos una persona despierta en el grupo.

Hoy por hoy esto no tiene mucho sentido, pero en las antiguas sociedades cazadoras-recolectoras, este tipo de insomnio podía significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Un remanente evolutivo

Utilizando una especie de pulseras de medición del sueño, los investigadores monitorizaron durante 20 días los patrones de sueño de 33 adultos, de entre 20 y 60 años, pertenecientes a una tribu cazadora-recolectora de Tanzania, los hadzas. Sorprendentemente, entre las más de 220 horas de sueño monitorizadas, el grupo solo durmió de forma simultánea 18 minutos.

“La investigación sugiere que los horarios de sueño no coincidentes y las noches inquietas pueden ser un remanente evolutivo de hace mucho tiempo, de cuando se corría el riesgo de ser la recena de alguna leona”, explica David Samson, de la Universidad de Duke.

Los hadzas de Tanzania son una de las últimas tribus cazadoras-recolectoras del mundo. Es decir, no cultivan sus alimentos ni tienen ganado, lo recolectan o cazan de la naturaleza. Por esta razón están también expuestos al ataque de animales salvajes, para lo que el insomnio asociado a la edad es algo muy útil.

Pixabay

“Muchas personas mayores acuden al médico quejándose de que se despiertan temprano y no se pueden volver a dormir” –dice David Samson “Tal vez eso no sea un problema médico en sí mismo, ni un trastorno del sueño, sino una reliquia evolutiva de cuando ese patrón era beneficioso para el grupo”.

Así pues, si tus patrones de sueño cambian con el tiempo, quizás la mejor manera de enfrentarlos y la más saludable, sea aceptarlos y adaptarse a ellos. 

Aprovechar la quietud de la noche para sacar adelante algo de trabajo, practicar deporte, realizar alguna tarea doméstica o cultivar tus hobbies preferidos, pidiendo y gozando de la colaboración de todos los miembros de la familia para cubrir los horarios y obligaciones como se hacía antiguamente.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote