in

Te enseñamos un truco genial para restaurar espejos viejos por muy poco dinero

Con los años, es normal que los espejos de que tenemos en casa terminen desgastándose por los bordes. En lugar de sustituirlo por uno nuevo, siempre podréis dejar el viejo como recién salido de la cristalería gracias al truco que os mostraremos hoy.

En este DIY aprenderéis a “ocultar” de forma elegante la mella del paso del tiempo presente en el borde de tus espejos, gracias a la fabricación de un marco casero que por un coste muy económico. Comencemos:

Si tu espejo ha empezado a desgastarse por los bordes, no te preocupes, pues con un marco podemos darle una solución elegante

Primero mide los lados del espejo y compra los listones de madera para cada lado. Después realiza las medidas pertinentes para las posibles muescas que habrá que hacer en la madera, si tu espejo va sujeto con clips. Haz una señal a lápiz, siempre un poco más grande para no andar justos

Utiliza una sierra para hacer dos pequeños cortes a cada lado de las señales que has pintado con el lápiz

Solo tendrás que quitar la madera suficiente para que el clip quede dentro de ella y no levante el listón una vez fijado al espejo. Puedes ayudarte de un martillo y un cincel

Debería quedarte algo así

Pinta todas las piezas de madera del color que gustes, incluyendo las que servirán para rematar las esquinas del marco










Coloca un poco de cinta adhesiva detrás de cada uno de los cuadrados para poder fijarlos temporalmente al espejo. Así no habrá problemas con las mediciones, por si hay que cortar algo más de las tablas para que todo encaje como es debido

Este es el pegamento que utilizaron para este DIY. Asegúrate de que sea fuerte y apto para todo tipo de superficies y así evitarás problemas

Pega primero las molduras, dejando el espacio pertinente para el remate de las esquinas

Cuando lo tengas, procede a pegar también las esquinas

Asegúrate de fijar bien las piezas mientras el pegamento hace efecto, por lo que te recomendamos que vayas poco a poco. Si ves que te ha quedado espacio entre el remate de la esquina y la tabla, siempre puedes taparlo con un poco de masilla del color de la pintura que hayas escogido para el marco

Después de dejar que seque durante un día entero, elimina las posibles manchas de pegamento raspando la zona cuidadosamente con una cuchilla de afeitar

¡Y así de sencillo es dejar tu viejo espejo como nuevo!

What do you think?

0 points
Upvote Downvote