in

“Tengo pareidolia y creo personajes a partir de las caras que veo”

No es la primera vez que vemos cómo los artistas retratan su condición psicológica. De hecho, puede que os acordéis de Kate, la joven que dibujaba sus alucinaciones para tratar su esquizofrenia, cuyos dibujos, además de inquietantes, se convierten en una ventana a sus sentimientos y a su dura condición.

Hoy nos hemos topado con otro artista dentro de este ámbito, pues utiliza un fenómeno psicológico, la pareidolia, para crear personajes a partir de las caras que ve en los objetos inanimados. Su nombre es Keith Larsen y hemos de confesar que muchos de sus carismáticos personajes nos han encantado. Por eso hoy queríamos compartirlos con todos vosotros.

“A menudo la gente no ve las caras que veo en los objetos inanimados. Por tanto, he decidido ilustrarlos de manera caricaturesca y escribo pequeñas historias para darles vida“, cuenta el artista a través de Boredpanda

Veamos algunas de sus creaciones más alucinantes:

Agarra mi pico, si buscas tu ropa seca. Apenas me ves, quizá una vez a la semana ¿Cómo puedo tener otra mirada que no sea la de la decepción? Seco tu ropa mientras lees un libro. Soy un pato secador y por un duro seco tu camisa. Gira mi pico a la izquierda para recibir tu prenda. Nos vemos la semana que viene, pero, por favor, no más vómito.

¡GAHAYUCK! ¡Hola a todos! ¡Tengo algo que compartir! Es el hielo y el agua, y los ofrezco en este orden. Si primero quieres y luego añades hielo para calmar tu sed, ¡cuidado!, podría salpicar. Mis dientes desnivelados expenden tus deseos, ¡empuja mis ojos!

Estoy maduro. Con los dientes deteriorados. Mi otra mitad, olvidada. Esta cara con forma de media luna es reciente, así que no te asustes pues, según las reglas botánicas, mis semillas brotarán para dar más tomates, aunque no habrá ninguno como yo. Soy único y no me encontrarás en una botella de Heinz.

No todos saben que mi nariz es para soportar. Mis ojos se mantienen hacia adelante ocupándose de mi propio negocio mientras tú conduces el tuyo. Sujeto a tu chaqueta o cualquier otra cosa, pero no consigo reconocimiento. Siempre sales a toda prisa, cuando tienes algo que hacer. La próxima vez que nos veamos, por favor, devuélveme la mirada.

Sí, soy Frankie, ¿quién lo pregunta? Tengo los brazos cortos, pero alimentados por la ira del fuego, y mi única vestimenta es un sombrero de jugador de bolos. Me dedico a la combustión de la madera, para cocinar un guiso o calentarte. Pero te advierto que no me alimentes demasiado, soy un horno serio y sinceramente no me importa lo más mínimo quemarte.










¡Hola a todos! Soy Sharron, la puerta del urinario. Espero que el jabón en mi cara te impida salir de este lugar. Mi mirada de sorpresa es causada por la cantidad de manos que no usan los suministros sanitarios. Ven aquí y déjame desinfectar tus manos, luego sécalas después de enjuagarlas. 

Estás en el baño cerca del urinario. Un perezoso en tránsito con su relleno de oxígeno. Los brazos descansando en paz, una risa en la cara, despacio, no es una carrera. Feliz por tu presencia, el perezoso mira fijamente y alegremente. Al terminar tiras de la cadena, hacia el cosmos, sin prisa. 

Nosotros creemos que sus caricaturas son simplemente geniales, ¿y tú?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote