¿Quieres comprarte una casa? Cuidado con sus humedades, aprende antes a diferenciarlas

Publicado 2 junio, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
tipos de humedades
PUBLICIDAD

Seguro que alguna vez en tu vida has sufrido la ardua experiencia de tener goteras en casa, o algún tipo de filtración de humedades.

Para cada tipo de humedad existe un distinto tratamiento, por lo que es conveniente saber diferenciarlas y detectarlas a tiempo. ¡Te enseñamos cómo!

¿Qué tipos de humedades existen?

Las humedades pueden aparecer en nuestras casas por diversos motivos: por el tipo de clima o la temperatura, por roturas del aislamiento térmico de la propia vivienda, por un mantenimiento indebido, por falta de ventilación…

El caso es que existe cierta relación entre la causa y el tipo de humedad que aparezca. A continuación te explicaremos los principales tipos de humedad que existen, de manera que si tienes humedad en tu casa seas capaz de identificarla más fácilmente y acabar con ella.

Humedad por condensación

humedad por condensación

Se producen cuando existe una concentración excesiva de vapor de agua en una habitación o una vivienda. Esto puede ocurrir por algún fallo en la propia instalación de los distintos aislamientos, así como por fallos en los tratamientos utilizados a la hora de aislar o por falta de ventilación en el domicilio. Es habitual que exista condensación por acciones como ducharse, cocinar, planchar o lavar la ropa, que producen grandes cantidades de vapor de agua.

Estas humedades pueden afectar negativamente a techos, paredes y ventanas, que pueden transferirse a la estructura del edificio y provocar daños mayores.

Humedad por capilaridad

humedad por capilaridad

Este tipo de humedades tiene lugar normalmente cuando existe un fallo en los impermeabilizantes, lo que provoca que el agua se filtre más fácilmente entre los diferentes capilares de las paredes y muros del edificio. Esto, en última instancia, provoca que los aislantes de la propia casa queden debilitados, y que causen las humedades y las goteras.

Suelen aparecer en las paredes, en garajes, terrazas y cualquier pared o superficie que pueda tener contacto directo con el suelo.

Humedad por filtración

gotera

Estas aparecen cuando se produce una filtración del agua de lluvia, que entra de manera directa por las fisuras de los propios impermeabilizantes, así como por diversas grietas que puede tener la vivienda o el edificio. Este tipo de filtraciones puede darse en los sótanos, plantas bajas o incluso cualquier habitación o estancia que se pueda encontrar por debajo del nivel del suelo, aunque también pueden aparecer en otras zonas por encima o al mismo nivel del suelo. La principal causa de su aparición suele ser la de una deficiente impermeabilización de las cubiertas de las casas.

¿En qué se diferencian las goteras de las humedades o filtraciones?

La principal diferencia entre estos tres elementos viene dada por la causa u origen de su aparición:

Una gotera es una filtración de agua, normalmente causada por alguna imperfección en la parte superior de la vivienda (cubierta), como puede ser la acumulación de agua, roturas de tejas, grietas en baldosas…

Las filtraciones de agua pueden producirse por distintos orígenes: un desagüe roto, un mal sellado de las ventanas del hogar, un estado defectuoso de los canales pluviales… Estas filtraciones pueden desembocar también en goteras, provocando la caída de gotas del techo de nuestro domicilio.

Las humedades, al contrario que las goteras, se originan cuando existe condensación en el interior de la casa. Si se producen actividades que generen mucho vapor, hay más posibilidades de que estas humedades aparezcan. Igualmente, un elevado contraste de temperaturas entre el interior del domicilio y el exterior puede ser el causante de la aparición de estas.

¿Cómo afectan las humedades en el hogar a mi salud?

mujer asmática

La presencia de humedades puede dar lugar a la aparición de hongos, bacterias y moho, y esto puede afectar a la salud de las personas. Aquellas que vivan en una casa con exceso de humedad podrían experimentar algunos problemas, como pueden ser las alergias. Cuanto más humedad haya en el ambiente, más posibilidades se tendrá de padecer problemas respiratorios, asma o infecciones como la bronquitis o sinusitis.

También se puede dar el caso de experimentar dolores en los músculos, huesos y articulaciones, sobre todo si se trata de una persona que tiene reúma o que haya sufrido recientemente algún esguince o lesión.

¿Por qué es importante una buena impermeabilización?

La impermeabilización es un método que impide que el agua se filtre en nuestra casa y, por tanto, ayuda a que se mantenga seca. Estas son las razones por las que es muy importante tener impermeabilizada una vivienda:

  • Protege la estructura del edificio: con una impermeabilización correcta las humedades no penetrarán en los cimientos ni en la base del edificio. De esta forma se evitará posibles deterioros y otros peligros derivados.
  • Protege los materiales internos de la casa: la humedad puede perjudicar al mobiliario de nuestra vivienda, como tener la madera podrida, que las baldosas se desunan, que el yeso se abombe, etcétera.
  • Gran aislante térmico y acústico: la impermeabilización también ayuda a mantener la casa fría en verano y caliente en invierno. Además, la protege de los ruidos externos. Todo esto conlleva a una reducción en el gasto energético.
  • Menos reparaciones en tu hogar: como se suele decir, es mejor prevenir que curar. Si tienes tu vivienda bien impermeabilizada, evitarás gastar dinero en cada una de las reparaciones.
  • Tu casa se revalorizará: en el caso de que quieras alquilar o vender tu vivienda, si tiene impermeabilización aumentará su valor, por lo que puede ser una gran ventaja competitiva.

Conclusiones

Es crucial que tengamos claro lo importante que es una buena impermeabilización en nuestro hogar para que no tengamos que pasar por caras reparaciones del mismo. Ante defectos en la estructura del edificio o del tejado, lo mejor es descubrirlos a tiempo, antes de que lleguen a afectar a la integridad del mismo.

De la misma manera, conviene no pasar por alto algunos síntomas de la humedad, como pueden ser el vaho en los cristales o la aparición de moho. Es bastante común que la humedad se localice en las zonas más frías de la casa, por lo que en aquellos lugares es donde más precavidos debemos ser.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...