8 líquidos sobrantes de alimentos que NO debes volver a tirar

Publicado 1 octubre, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
liquido-alimentos
PUBLICIDAD

Tiramos una gran cantidad de líquidos de alimentos por el fregadero, sin saber que podemos reutilizar buena parte de ellos. De hecho, después de leer este post, cambiaréis esta concepción y creeréis que se trata de un auténtico sacrilegio para la cocina.

Esto se debe a que muchos de estos jugos y líquidos valen su peso en oro gastronómico. No solo aportan vitaminas y minerales a los platos que preparamos, sino que también dan sabor, profundidad, cremosidad y espesor, muy similares a las especias compradas en la tienda, adobos y otros costosos potenciadores de recetas.

Por todo ello, hoy os mostraremos cómo convertir estos líquidos «desechables» en oro líquido para vuestra cocina. Algo que no solo complacerá a vuestro aficionado de cocina interior o a los paladares de vuestros comensales, sino también a las mascotas y plantas de la casa.

Líquido de las legumbres secas cocidas o enlatadas

garbanzos de lata

Este espeso líquido, que encontramos en las latas de legumbres como frijoles o garbanzos, recibe el nombre de aquafaba. El término fue acuñado por el panadero vegano Goose Wohlt y proviene del latín (aqua, que significa «agua», y faba, que significa «frijol»)

La aquafaba también se puede producir cocinando los frijoles secos en agua hasta que espese. De cualquier modo, este líquido se puede usar como sustituto de las claras de huevo en casi cualquier receta. Esto se debe a que las proteínas y almidones que contiene, compuestos principalmente por agua, sal y carbohidratos producidos naturalmente, actúan de manera similar a las proteínas de las claras del huevo. Así pues, podemos usar la aquafaba en merengues, cremas, glaseados, galletas, pasteles, mayonesa y como sustituto de la mantequilla, eso sí, mezclándola con aceite.

Este líquido también puede usarse como caldo, para espesar sopas, guisos y salsas. Por ello, cuando no sepamos donde usarlo, siempre podemos congelarlo para utilizarlo más tarde.

Advertencias: mejor utilizar la aquafaba de frijoles orgánicos cultivados sin fertilizantes sintéticos o pesticidas, así como de marcas que no contengan conservantes como el cloruro de calcio. También deberíamos optar por variedades bajas en sal, o sin ella, así como los provenientes de latas sin Bisfenol A (BPA).

Jugo de los pepinillos

pepinillos en vinagre

La salmuera sobrante de los pepinillos, compuesta generalmente por una combinación de vinagre, sal, azúcar y especias, en realidad puede ser un potenciador del sabor picante y versátil para una gran cantidad de platos. Podemos usarlo como sustituto de líquidos ácidos y picantes, como el vinagre y el jugo de limón. Con ese fin, vertemos un poco de salmuera de pepinillos en la ensalada de patatas o col. También podemos agregar un poco a los aderezos para ensaladas, estilo vinagreta, o al adobo para pollo, pescado y tofu a la parrilla.

Jugo de los corazones de alcachofa marinados, aceitunas o tomates secos

tarros de aceitunas

Al igual que los encurtidos, estos sabrosos artículos varios generalmente vienen conservados en una sabrosa combinación líquida de vinagre, aceite, sal y especias, que se pueden utilizar para preparar innumerables platos. Podemos usar este líquido sobrante como sustituto de aceites o vinagres en cualquier receta. Se pueden agregar para condimentar el risotto, las verduras, ensaladas, salsas marinadas, hummus e incluso panes caseros.

Agua tras hervir el maíz

mazorcas de maíz hervidas

Después de hervir las mazorcas de maíz, dejaremos que el agua se enfríe y agregaremos algunas especias a la infusión rica en minerales y vitaminas para hacer caldo. También podemos añadir verduras y carne para hacer sopa. Incluso podemos utilizar este agua para regar nuestro jardín o plantas de interior, a modo de fertilizante.

El líquido del maíz enlatado (tanto en crema como en grano entero) también se puede usar en sopas y otras recetas. Siempre que sea posible, optaremos por marcas enlatadas cultivadas orgánicamente, o mazorcas enteras para reducir la ingesta de pesticidas y fertilizantes.

Agua tras hervir las verduras

hervido de verduras

Si bien la ebullición no es la forma más saludable de cocinar la mayoría de las verduras, ya que los nutrientes importantes se filtran, podemos retener algunos de estos minerales y vitaminas reciclando el agua. La próxima vez que hirvamos zanahorias, calabazas, pimientos u otros productos de la huerta, podemos guardar este agua nutritiva para usarla en sopas y salsas o para fortificar nuestras plantas. Nuevamente, se recomienda el uso de vegetales cultivados orgánicamente. Podemos almacenar este agua «residual» en un recipiente de plástico en el refrigerador, utilizándolo lo antes posible para retener la mayor cantidad de nutrientes, o congelándolo.

El líquido de las verduras enlatadas (preferiblemente marcas orgánicas) también puede ser una buena adición para otros platos. Ya sean judías verdes, col rizada o brotes de soja, podemos utilizar estos jugos para hacer caldo y salsas.

Agua tras hervir las patatas

hervir patatas

Tras hervir las patatas, ese agua sobrante con almidón puede ser de gran utilidad. Podemos agregar un poco de mantequilla y leche para obtener un puré de patatas más esponjoso. Del mismo modo, podemos usarla para mejorar la masa del pan, pizza o galletas. También podemos usarla como caldo para espesar sopas y salsas. Nota: si hierves las patatas con la piel, asegúrate de lavarlas bien primero.

Este agua también sirve como fertilizante para nuestras plantas, como tónico facial revitalizante o para poner en remojo los pies cansados.

Agua de la pasta

espaguetis

El agua, rica en almidón, sobrante tras hervir la pasta también tiene múltiples usos. El principal uso es utilizarla, en pequeñas dosis, para añadirla a la pasta una vez que se esté cocinando con la salsa. Esto ayudará a darle una textura más sedosa. También se puede guardar para usarla como caldo espesante en salsas o sopas. Además, como muchas otras sobras líquidas, es un excelente fertilizante para las plantas.

Aceites del pescado enlatado

pescado enlatado

Con moderación, el líquido de las latas de atún, salmón y otros pescados puede convertirse en un regalo especial para el perro o el gato de la casa. Pero solo un poco, añadido a su comida habitual, ya que el pescado puede contener algunos compuestos nocivos como el mercurio. Para usarlo, conviene comprar variedades bajas en sodio y que vengan en un enlatado libre de BPA.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.