Hace tiempo ya que las Comisiones Internacionales empezaron a regular todo el tema sobre la trazabilidad de los alimentos y los alérgenos que estos contienen y que nos afectan, de un modo u otro, a los consumidores.

Muy ligado a estos dos temas está la vertiente de la contaminación cruzada, el tema que trataremos hoy en este post. Hablaremos sobre qué es la contaminación cruzada, cuáles son sus tipos y os daremos algunos consejos para evitarla, tanto en restaurantes y supermercados como en casa.

¿Qué es la contaminación cruzada?

De forma básica, la contaminación cruzada sería la transmisión de microorganismos que se transfieren a algún alimento, contaminándolo o, al menos, influyendo en los alérgenos que puede contener.

En la mayoría de los casos, esta transmisión se da entre alimentos crudos y cocinados, aunque también se puede contaminar por contacto con utensilios de cocina o superficies de trabajo.

Los tipos de contaminación
cruzada

La contaminación cruzada se divide en dos tipos: directa e indirecta, según el tipo de contacto con el que se contamina el alimento.

Contaminación cruzada directa

Este tipo de contaminación se suele dar desde un alimento crudo (que sería el contaminado) a otro cocinado (por lo general, sin contaminar). Por ejemplo, se puede dar, simplemente, al mezclar ingredientes crudos y cocinados en un mismo plato, como en una ensalada con pollo.

Contaminación cruzada indirecta

En este caso, la contaminación de los alimentos se produce por el contacto con alguna superficie o utensilio de cocina contaminado. Además, también se pueden contaminar los alimentos debido a que las manos del manipulador estén contaminadas, simplemente, por haber tocado antes algún otro alimento o utensilio.

La importancia para los celíacos

Los celíacos son unas de las personas que más sufren con la contaminación cruzada. Las personas celíacas son alérgicos a todos aquellos alimentos que contengan trigo, centro, cebada o avena.

Por este motivo, deben llevar una dieta libre de gluten y, tanto en casa como en restaurantes, deben tener mucho cuidado con todo el tema de la contaminación cruzada. De esta forma, los alimentos preparados para celíacos deben elaborarse en superficies separadas del resto de la comida y con utensilios independientes.

Algunas recomendaciones para
evitar la contaminación cruzada

A continuación, os dejamos algunos consejos que podéis aplicar tanto en vuestra casa como si sois dueños de un negocio en el mercado de la hostelería o la venta de alimentación.

Colocar siempre los alimentos cocinados en las baldas de arriba de la nevera y los crudos debajo.

Lavarse las manos siempre después de tocar un alimento para que estén limpias y desinfectadas antes de manipular otro alimento.

Elaborar una lista de trazabilidad de alimentos, para controlar todo el proceso que siguen desde que son materia prima hasta que se venden al consumidor final (transportes, manipulación, logística…)

No utilizar un cuchillo que hemos utilizado en un alimento crudo para cortar ningún otro alimento, ya sea crudo o cocinado, y viceversa.  

Publicado en Cocina