in

¿Sabes que has estado lavando mal tu cabello todo este tiempo?

Además de elegir el champú correcto para cada tipo de pelo, los peluqueros y especialistas advierten de que, un lavado y cuidado inadecuados pueden producir graves y diversos problemas capilares como la sequedad, fragilidad, rotura, puntas abiertas, caspa, irritación o la pérdida definitiva del cabello.

Para evitarlo, también han explicado la manera correcta de lavar, mimar y cuidar nuestro cabello para que este crezca sano, fuerte y lleno de vida. No te lo pierdas. 

Pre-aclarado

Pexels

Muchas personas entran en la ducha y, apenas mojan su cabeza, aplican champú. Esto es un error, si lo que buscas es una limpieza profunda, primero debes enjuagar el pelo con abundante agua, abriendo bien los mechones, de esta forma el champú será más eficaz. 

Aplica acondicionador antes de empezar

Solo si tienes el pelo largo y sufres de puntas abiertas, aplica un poco de acondicionador en las puntas antes de comenzar el lavado. De esta forma se resecará menos. 

No apliques demasiado champú

Aunque tengas una melena generosa, no te pases con el champú. Es más importante usarlo adecuadamente que aplicar mucho producto y, también, más barato. 

Aplica una nuez de champú en la palma de la mano y frota enérgicamente para hacer espuma, luego aplícalo sobre tu cabeza. De esta forma disfrutarás de todas sus propiedades usando la cantidad justa. 

Ternura

¿Quieres que tu cabello luzca bonito y suave, pero lo lavas cómo si fuera el mocho de una fregona? Algo falla, ¿verdad?

El cabello húmedo es particularmente frágil ante los movimientos mecánicos y repetitivos del lavado, por eso las instrucciones del champú especifican que se “masajee con suavidad”, así que hazles caso.

Para empezar, realiza un masaje con las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo y las raíces, esto desprenderá la suciedad adherida, aumentará el flujo de sangre y fortalecerá el cabello. Después, desliza la espuma por los mechones con suavidad y atúsalos con las manos. Son las manos las que deben limpiar el cabello y nunca frotes unos mechones con otros. El pelo no es un trozo de tela.

Con una vez basta

La estrategia de marketing para lavar tu pelo por segunda vez, no es necesario. Es más, los expertos recomiendas que, si se puede y la suciedad lo permite, el pelo se lave cada dos días.

Cuidado con el agua caliente 

No te laves el pelo con agua muy caliente, no es bueno y puede producir una acusada pérdida del cabello, sobre todo si eres hombre. Usa agua tibia y no te pases con la temperatura, tampoco es buena para la piel. 

Acondicionador sí, pero aplicado correctamente

El bálsamo nutritivo y algo aceitoso del acondicionador es fantástico para nuestro cabello, pero no para el cuero cabelludo. Aplícalo solo en el pelo, espera el tiempo recomendado por el fabricante y procura que no toque la piel. 

Enjuague

Después del acondicionador, aclara tu cabello con agua fría para aumentar el riego sanguíneo y fortalecerlo.

No envuelvas tu cabello con la toalla más de 3 minutos

Envolver el cabello con una toalla puede ayudarnos a secarlo y eliminar la humedad, pero este proceso solo toma 3 minutos. Después, lo único que conseguiremos será apelmazar y privar de aire a nuestro pelo, manteniéndolo húmedo y logrando que luzca apagado y sin vida.

Maneja el secador correctamente

Tampoco apliques el secador con el cabello mojado, ni seco, ni demasiado cerca. Se necesita que este húmedo para que sea maleable y evitar que el pelo se seque y sufra roturas.  

Elige tu propia rutina de cuidado

Cada cabello es distinto y, por eso, los miembros de una misma familia no deben usar el mismo champú o la misma rutina de cuidado. Adapta el lavado en función de tu tipo de pelo – grasos, normales o secos. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote