Colmillo Blanco es el nombre de la película y novela que narraba la relación entre un hombre y un lobo domesticado, algo que puede parecer prácticamente imposible si tenemos en cuenta que los perros de hoy en día proceden de la domesticación de estos mediante el cruce de los animales más dóciles durante miles de años.

¿Pero, conocías a los “wolfdog”?

Qué es un wolfdog

Un wolfdog o perro lobo (también llamado híbrido lobo-perro, lobo híbrido o lubican )

es un híbrido canino que resulta del apareamiento de un lobo gris (diversas subespecies de Canis lupus) y un perro (Canis lupus familiaris)

.

Los lobos y los perros son interfértiles, lo que significa que pueden reproducirse y producir crías viables. En otras palabras,

los lobos pueden cruzarse con cualquier tipo de perro, y sus crías son capaces de producir descendencia

. Aunque los híbridos pueden ocurrir de forma natural en la naturaleza, son raros porque el instinto territorial de los lobos los lleva a proteger su hogar de caninos intrusos como perros, coyotes y otros lobos.


A la hora de hablar de wolfdogs hay muchas variedades, dependiendo de si es un cruce directo o si los antepasados descienden de un lobo y del número de generaciones de distancia del lobo.

Qué caracter tienen

No se puede hablar de carácter en líneas generales porque hay muchas variedades

según la proximidad al lobo original que el animal tenga. Pero estamos hablando de animales salvajes, cuyos comportamientos pueden llegar a ser impredecibles.

Las personas que poseen híbridos a menudo descubren que

el temperamento de su mascota hace que sea un desafío cuidar.

Otros, sin embargo, hablan de animales nobles y obedientes.

Diferencias entre un perro y un wolfdog

Los lobos y los perros maduran a ritmos diferentes

, lo que hace que el desarrollo físico y mental de un animal híbrido sea impredecible. La madurez sexual de los lobos indica un cambio en la cantidad y el equilibrio de las hormonas. Este cambio hormonal se manifiesta con cambios de comportamiento en el animal.

Los perros domésticos

tienden a madurar mucho antes y tienen menos cambios hormonales, pero el comportamiento desafiante aún existe, aunque por lo general es menos intenso que en los lobos.

wolfdog-6

Además,

el instinto territorial de los lobos

para proteger su fuente de alimento mediante el establecimiento de un rango y la micción puede ser transferido a la casa del propietario.

Un sofá o una esquina de la habitación puede ser para él como un árbol o una roca. Los perros

, por otro lado, a través de la domesticación,

han perdido el instinto de orinar o defecar en cualquier lugar que sientan como su territorio y educarlos para que no lo hagan es sencillo.

Los híbridos, al ser una mezcla de estos dos patrones de comportamiento distintos, pueden tener cualquier grado de comportamiento territorial, desde un extremo del espectro hasta el otro.

Los lobos son sociales por naturaleza y exigen una gran cantidad de atención e interacción con su manada.

Esta expectativa se traslada a la figura del propietario cuando un lobo se mantiene en cautiverio.

Es común que los dueños de estos animales pasen por alto la importante tarea de comprender la naturaleza del lobo salvaje y sus necesidades afectivas y se sienten abrumados cuando su “mascota” comienza a mostrar rasgos de comportamiento que son inesperados e inmanejables.

Muchas propietarios hacen el esfuerzo de educarse sobre poseer un lobo o un híbrido, otros no. Esto termina con animales en jaulas o atados a cadenas, con muy mala calidad de vida.

Debido a la naturaleza tímida de los lobos,

los híbridos suelen ser malos guardianes

. En el híbrido, las tendencias agresivas, si las hay, pueden ser inducidas por miedo y, como tales, pueden ser impredecibles y difíciles de controlar.

Lobos y perros son propensos a las mismas enfermedades infecciosas, pero

la eficacia de las vacunas estándar para perros en lobos y algunos híbridos puede no ser igual de eficiente

.

Me da miedo un híbrido directo entre perro y lobo, pero ¿podría tener un descendiente de híbrido para que sea más dócil?

Cuando se cruza un perro con un lobo, la descendencia heredará un conjunto de genes de cada progenitor 50/50, es decir, mitad perro y medio lobo.

Sin embargo, cuando estos animales se crían con otros híbridos 50/50, no hay forma de calcular o manipular qué genes se transmiten a la descendencia.

Como resultado, estos descendientes pueden heredar la mayoría de los genes caninos de ambos padres y, por lo tanto, serían predominantemente perros, tanto física como conductualmente. O, por el contrario, podrían ser predominantemente lobo, o cualquier variación o combinación intermedia. Una lotería.

Otro ejemplo de híbirdo es el

Otro ejemplo de híbirdo es el “Coywolf” que tiene aproximadamente un 25% de lobo y un 66% de coyote.

Entonces ¿se pueden tener como mascota?

Cada país tiene su propia normativa sobre la posesión de este tipo de animales, en España es ilegal poseer un lobo ibérico o un descendiente en primera generación de ellos (llamado F1). Si se trata de un F5, es decir 5 generaciones criadas en cautiverio, la tenencia no es ilegal, aunque se tratara de un perro lobo ibérico con 99% de lobo.

Sin embargo hay muchas variedades, por ejemplo, los lobos americanos no tienen restricciones en España porque no son animales autóctonos. El perro lobo americano es considerado un animal doméstico y su tenencia en España es como la de cualquier perro.

Cada año, miles de lobos o híbridos son abandonados, rescatados o sacrificados porque los propietarios compran un animal que no estaban preparados para cuidar.

Nuestra recomendación es que evites la posesión de este tipo de híbridos porque por su carácter y dedicación, no son aptas para la inmensa mayoría de las personas.

Fuentes:

Wolf

,

El correo

,

Lobopedia

,

Wikipedia

Publicado en Animales