in

Cómo debemos caernos para no hacernos daño cuando lo hagamos

Me he quedado sorprendido al descubrir que una de las mayores causas de mortalidad por lesiones son las caídas. 420.000 muertes al año son producidas de uno u otro modo por una caída. Esto hace que sea la 2ª causa de mortalidad por lesiones detrás de los accidentes de coche.

Bien es cierto que una gran parte de estas caídas mortales suelen sufrirse desde una altura poco recomendable. No obstante sigue existiendo un porcentaje de muertes que son producto de un mal paso o una perdida de equilibrio a nivel de suelo.

A pesar de que la mayoría de las veces una caída no pasa de un simple dolor, saber caer nunca está de más.

La mayoría de nosotros no somos conscientes de que las caídas pueden entrañar más peligro del que esperamos, máxime cuando alcanzamos cierta edad y nuestros huesos no son tan resistentes como en la juventud.

Los hermanos Alcides y Edgar Moreno tenían muchas razones para preocuparse por las caídas. Al fin y al cabo trabajaban limpiando ventanas en un andamio

Un fatidico día de 2007 los dos hermanos estaban trabajando en el edificio Solow Tower, en el Upper East Side de Nueva York. La desgracia quiso que aquel día los pernos del andamio no aguantasen como debían y la estructura cedió y cayó al suelo

Tristemente Edgar murió casi al instante. Sin embargo, su hermano Alcides logró sobrevivir a la caída. Rápidamente fue trasladado a un hospital, donde se recupero en gran parte

En los cursillo de seguridad que habían recibido les explicaron que en caso de que algo así sucediera, la mejor y casi única posibilidad de sobrevivir es tenderse en la plataforma y quedarse agarrado a ella, y así hizo Alcides

Por suerte, la mayoría de las caídas suceden a una altura mucho menos peligrosa que la de los hermanos Moreno. Del mismo modo existen diversas técnicas que pueden ayudarnos a minimizar los daños de estos incidentes










Debido a que las caídas son muy comunes, los médicos han empezado a dar clases y consejos para “aprender a caer”

Según el Dr Stephen Robinovitch “Las caídas se pueden explicar en 3 etapas: Iniciación, descenso e impacto. Debemos pensar en ellas como una inevitabilidad que necesita ser abordada más que como un posible peligro” 

Según los estudios del Dr Robinovitch tan solo el 3% de las caídas en personas mayores se debe a resbalones. El 21% suelen ser por mareos, el 41% por cambios de peso incorrectos y el 35% restante se divide entre golpes, empujones o causas de fuerza mayor

En el caso de una caída hay una serie de pasos fundamentales a seguir independientemente de como se haya producido. Lo principal es proteger la cabeza. Después de eso la mayoría de expertos sugieren que debemos rodar y así tratar de transformar la energía vertical de caída en energía horizontal

Chuck Coyle, instructor de lucha en la Ópera de Chicago es también el encargado de enseñar a los actores como caer correctamente. “Al caer de espaldas lo primero que piensas es en poner las manos para evitar la caída, pero también debes flexional las rodillas e intentar girar y rodar con el exterior de la pierna. Es difícil y existe la posibilidad de lesionarte una muñeca, pero en estos casos, mejor la muñeca que la cadera”

Además de estas técnicas, todas aquellas personas que tengan un riesgo especial de sufrir una caída deben adaptar sus hogares a esta situación. Eliminar alfombras con las que se pueda tropezar o instalar barras de seguridad en la ducha son solo algunas de las cosas que se pueden hacer

Del mismo modo hay que prestar atención cuando vamos por la calle utilizando el teléfono móvil. Este consejo sirve para todo el mundo, pero especialmente para las personas con problemas de equilibrio

También es importante curarse. Fortalecer los músculos de la parte inferior del cuerpo y llevar una dieta sana y saludable promueve la densidad ósea. Esto parecen medidas lógicas y fáciles, pero ponerlas en práctica suele costarnos bastante

Ha pasado bastante tiempo desde la caída de Alcides. Ahora él y su familia viven en Phoenix, Arizona. El muchacho recibió una importante indemnización debido a que la culpa de la caída fue el nulo mantenimiento del andamio por parte de la empresa. De todos modos sabe que está vivo gracias a que supo actuar en el momento adecuado

Lo más probable es que no te veas nunca envuelto en una situación como la de Edgar y Alcides, pero una caída en la ducha o en el salón de casa es mucho más probable. Por eso recuerda, cuando te vayas a caer, intenta bajar el peso del cuerpo, rodar y adaptarte al golpe.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote