La alarmante cantidad de plástico que defecó esta tortuga de la costa Argentina

Publicado 26 febrero, 2020 por Javier Escribano
plastico-tortuga
PUBLICIDAD

La organización Mundo Marino, que se dedica a conservar la fauna silvestre de las costas de Argentina, ha difundido unas imágenes que demuestran la gravedad de que los residuos plásticos acaben en el mar. Un pescador local de la localidad de San Clemente del Tuyú rescató de sus redes a una tortuga verde (Chelonia mydas), que fue trasladada al centro de la institución. Al realizarle diversos análisis, descubrieron que la tortuga tenía cuerpos extraños en su interior.

Los veterinarios le suministraron un medicamento que favorecía los movimientos intestinales, y a los pocos días de ser ingresada empezó a defecar fragmentos de bolsas de nylon, hilos y plásticos duros. El animal llegó a expulsar hasta 13 gramos, el equivalente a cuatro vasos de plástico.

«Hoy la tortuga se encuentra comiendo hojas verdes, principalmente lechuga y algas. La vemos con buena actitud, por lo que su evolución es favorable», explica Ignacio Peña, veterinario de la fundación. Actualmente, la tortuga verde está catalogada como especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Se estima que más del 80% de la totalidad de los residuos censados en la costa de Buenos Aires son plásticos, que las tortugas confunden con medusas, su principal alimento.

Lo peor es que no es un caso aislado. Solo durante el pasado mes de enero, ingresaron en el centro otras dos tortugas (una de ellas muerta) con restos de plástico en su interior. Karina Álvarez, bióloga de la fundación, explica los riesgos que la ingesta de desechos plásticos produce en los animales marinos, particularmente las tortugas.“No sólo existe riesgo de una obstrucción intestinal de tipo mecánica por la ingesta de plástico. La acumulación de elementos no nutritivos en los sistemas digestivos de estos reptiles marinos puede ocasionarles una sensación de falsa saciedad que los va debilitando paulatinamente. Además, podría generarse una gran cantidad de gas en sus organismos producto del plástico acumulado. Lo cual afectaría su capacidad de buceo e inmersión, tanto para alimentarse como para buscar temperaturas más aptas”. 

Hace menos de un año, la fundación compartió otro impactante vídeo de una tortuga que defecó una gran cantidad de basura. Afortunadamente, el animal pudo regresar al mar.

Fuente: Mundo Marino

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.